Foto: Colprensa



Luego de que el Gobierno ordenara el cierre de la vía Bogotá - Villavicencio por el posible desplome de la otra parte del puente Chirajara, el Invías autorizó únicamente el paso de ambulancias por este corredor vial.

En las salidas desde Bogotá hacia Villavicencio, tanto por el tramo antiguo, como por el sector de Fundadores o vía nueva, están represados tracto camiones, vehículos particulares y miles de usuarios que consideran injustificada la medida.

(MinTransporte explica por qué ordenó cierre indefinido de vía al Llano para evitar tragedia)


Cerca de mil vehículos se encuentran represados a la altura del barrio La Esperanza en la vía Bogotá - Villavicencio, tras la orden del Ministerio de Transporte de cerrar de manera temporal, ese importante corredor vial.

Conductores de buses de servicio público, de vehiculos particulares y transportadores de carga, indicaron que las autoridades no avisaron a tiempo sobre esta restricción que afecta a muchos cultivadores y familias que se dirigían hacia los departamentos del Meta y Casanare.

Aurora Ríos, conductora de un vehículo particular, manifestó que tampoco puede regresar a Bogotá, por cuenta de la medida del día sin carro y sin moto que rige hoy en la ciudad.

"Pues viajaba de trabajo y llegué antes de las cinco de la mañana, pero ya se había cerrado la carretera y además si intento devolverme, pues me ponen un parte y me lo inmovilizan", dijo.

Por su parte, Alexander Moreno, transportador de frutas y verduras, advirtió que sus productos se están dañando como consecuencia de las altas temperaturas que se están registrando en medio del trancón que se presenta en la vía.

"Esta madrugada compré las frutas a la 1 de la mañana y me vine a la vía al Llano para que no me cogiera el día sin carro... sin embargo, la carretera está cerrada y lo que me preocupa es que la fruta y la verdura que transporto se me puede dañar", indicó.

Entre tanto, José Rincón, quien transporta vehículos nuevos de alta gama, precisó que las pérdidas económicas por estos retrasos que se están presentando en este corredor vial, son incalculables.

"No había una vez un cartel, un letrero o un aviso en el que nos informarán sobre el cierre de la vía y los días de trabajo que perdemos valen mucha plata" expresó.

En ese mismo sentido, agregó que "También tenemos problemas de inseguridad porque esta zona de Bogotá es muy peligrosa y nos pueden robar nuestra carga".

Las autoridades de tránsito no han definido en qué momento se habilitará nuevamente este importante corredor vial que de acuerdo con los expertos, puede dejar pérdidas diarias por más de mil millones de pesos.