Rafael Cotes Angulo fue declarado insubsistente del cargo de Defensor del pueblo en el departamento del Vichada, donde se caracterizó por denunciar con vehemencia la crisis humanitaria de los niños indígenas Sikuani, la precariedad del sector de la salud y la corrupción de la clase política que manda en ese departamento. Consultados dirigentes del Vichada denunciaron que la cabeza del defensor la pidió en Bogotá el representante a la Cámara Marco Sergio Rodríguez con el respaldo del actual gobernador Luis Carlos Álvarez. Rafael Cotes Angulo dijo a su salida que salió satisfecho por la labor cumplida en pro de los más necesitados en materia de protección de derechos humanos. En su reemplazo dejaron a la abogada Nancy Salamanca Fernández.