Ante la investigación que inició la Procuraduría Regional del Meta contra los presuntos responsables de las irregularidades en el contrato por 11 mil millones de pesos para la construcción del Centro del menor infractor y contraventor del Meta y que se encuentra paralizada por problemas de la firma contratista, hasta hoy se buscará salida según confirmó Juan José Casasfranco, gerente de la Agencia para la Infraestructura del Meta. El funcionario señaló que se adelanta un proceso de incumplimiento y posible caducidad del contrato, y aclaró que se ha intentado por todos los medios que el contratista termine el proyecto pero no ha sido sencillo. Agregó que se hizo un recorrido con el contratista y la aseguradora para verificar la situación actual de la obra y se programó, como último plazo, la fecha de este martes 22 de agosto para resolver esta situación. Aclaró que hay una posibilidad y es que el consorcio tome la decisión de hacer cesión del contrato, lo que permitiría la terminación del Centro, en tres meses, teniendo en cuenta que se ha ejecutado más del 50%. Dijo que esa es la mejor opción para el proyecto, que va a cumplir dos años desde que se inició su ejecución, porque si se declara la caducidad la aseguradora no la terminaría y así lo hizo saber a la Agencia por escrito. Recordó que este proyecto tiene una inversión superior a los 11.000 millones de pesos de regalías del petróleo, y aportes de la alcaldía de Villavicencio, el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) y el ICBF. Dijo que el avance financiero supera el avance físico en cerca del 20%, que deben ser reintegrados.