Cargando contenido

Los trabajos para recuperar la vía están en dos frentes: Portal Villavicencio y Portal Bogotá. Aún falta material por recoger.

Vía al Llano
RCN Radio

Chipaque es uno de los municipios que se encuentran al salir de Bogotá con destino a Villavicencio. Sus tierras producen papa, maíz, plantas aromáticas, productos que comercializan. Pero tras el cierre de la vía al llano las ganancias han sido esquivas.

“Aquí siempre se vendía la papa pa' Villavo y ahorita no se ha podido vender porque en Bogotá es más barata”, comentó Arturo Díaz, agricultor. Mientras que Lucía Correa, agregó: “Yo tenía mucha clientela de los camioneros y en este momento no hay quien entre a comprar algo. Nos toca vender los productos solo al pueblo”.

En Chipaque hay transportadores que decidieron no poner a rodar sus vehículos: “Si el costo del combustible de este carro era 100 mil pesos, pues dando la vuelta se comerá como 250 mil. Y a eso súmele llantas, aceite, todo, entonces vamos a acabar el carro por nada porque las cuentas no dan”, comentó Luis López.

Lea también: Ya hay fecha tentativa para la apertura de la vía al Llano: Minstransporte

Vía Bogotá – Villavicencio también está Cáqueza, municipio en donde no hay fe en los anuncios de una pronta rehabilitación del kilómetro 58, sector donde se presentó el derrumbe que hoy los agobia.

Audio

[AUDIO] La afectación de los comerciantes tras cierre de a Vía al Llano

0:27 5:25

“Lo de la apertura de la vía al Llano es incierto porque no dicen nada. No se sabe nada”, manifestaron habitantes.

Tan incierto como las ventas que hay en el principal vivero de la población: “Como comerciantes nos ha ido mal y aquí las autoridades nos han dejado desamparados”, dijo su administrador.

En Puente Quetame los habitantes dicen que la vida está en la vía: “Se ha acabado el negocio de la panela, de los huevos, todo. La vida de uno está en la vía”, aseguraron comerciantes.

Lea también: ¿Solución definitiva en la vía Bogotá-Villavicencio?

Los viajeros frecuentes entre los dos territorios se quejan también por el incremento en los pasajes: “De Villavicencio a Bogotá estaba a 25 mil pesos el pasaje y ahora está en 42 mil con los transbordos. Eso es mucha plata”.

Son 185 mil metros cúbicos de todo tipo de material que han sido removidos desde el 14 de junio cuando se cerró la vía; esto corresponde a que desde allí han salido alrededor de mil volquetas repletas de carga.

De cada lado de la vía siguen los trabajos con maquinarias; por el lado del gobierno, los anuncios de pronta restauración y por el lado de los pobladores, los ruegos para que se haga realidad lo prometido.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido