A la cárcel 9 funcionarios judiciales de Meta y Cundinamarca investigados por corrupción. El Juez 43 con funciones de garantías de Bogotá determinó imponer medida de aseguramiento a nueve de los imputados por el escándalo de corrupción de los funcionarios judiciales en el Meta y Cundinamarca. Para el juez, “la Fiscalía logró demostrar que Fabián Ríos Cortés, director de la cárcel La Esperanza, en Guaduas; José Luis Rangel Nuñez asesor jurídico de la cárcel de Villavicencio; Arismendy Barela Moreno, asesor jurídico del Inpec; Jefry Torres Torres, dragoneante de la cárcel de Guaduas; Alison Fabian Nandez, estudiante de derecho; Viviana Vega, abogada; Julio Alberto Preciado, comerciante; Blanca Ruth Salazar, asistente judicial; quienes fueron enviados a la cárcel por su presunta responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir, cohecho, prevaricato, falsedad en documento público y fraude procesal”. Añade el juez que “los procesados se reunieron para determinar beneficios judiciales a peligrosos delincuentes del Meta y Cundinamarca para otorgar libertades condicionadas, casa por cárcel, y condenas irrisorias, entre otros beneficios” dijo. En desarrollo de la misma audiencia el Juez 43 de garantías, le otorgó la libertad a Raúl Hernán Ardila, juez municipal; de quien “no se infirió su participación en determinaciones que beneficiaran a los jefes de bandas criminales como el Ejército Popular del Pueblo Erpac” Finalmente, se espera que en los próximos días otro juez de Bogotá defina la situación jurídica de 11 funcionarios judiciales más investigados por la gravedad de las conductas. En desarrollo de las investigaciones, 22 funcionarios judiciales fueron detenidos, quienes responden ante dos jueces de la República por varios delitos relacionados con fraude, y que fueron señalados por la Fiscalía.