Cargando contenido

La esposa del líder desaparecido permanece hospitalizada tras las agresiones que sufrió el día que su pareja fue raptada.

Líderes sociales
Según la Fiscalía, de lo corrido de 2018 van 30 líderes sociales asesinados.
Foto: Colprensa

Las autoridades avanzan en las investigaciones sobre la desaparición de un hombre identificado como Jefferson Andrés Arévalo Robayo y sobre la posible violación sexual que sufrió su pareja, Gladys Tirado, en el municipio de Puerto Rico, Meta, a donde llegaron hombres encapuchados y cometieron estos hechos de violencia.

El Gaula y al Sijín de la Policía junto a una comisión integrada también por el Ministerio Público, están en la zona adelantando la investigación.

Según el coronel Nicolás Alejandro Zapata “la mujer de 44 años fue lesionada con arma blanca y por eso está recluida en el Hospital Departamental de Villavicencio, donde adelantan los exámenes para determinar si fue abusada”.

“El Comando de la Policía del Meta dispuso de unidades de la Sijin y el Gaula, para que en coordinación con el Ejército Nacional, establezcan los hechos y den con el paradero del campesino”, aseguró el coronel Zapata.

Por su parte, el Centro Nacional de Memoria Histórica salió a reclamar sobre los hechos ocurridos, y dijo que estas dos personas son líderes sociales de la vereda el Danubio, del municipio de Puerto Rico, Meta.

 Jeferson Andrés Arévalo Robayo el hombre desparecido, es el hijo de Luz Marina Robayo, lideresa de la Unión Patriótica asesinada en el Castillo, en 2003. 

Según la ONG Robayo fue raptado por hombres armados, mientras que su esposa, Gladys Tirado, fue atacada con arma blanca y se encuentra en estado crítico. 

“Además de ser sobrevivientes de la Unión Patriótica, Jefferson y Gladys son líderes reconocidos de la comunidad de Puerto Rico”, aseguraron en el Centro Nacional de Memoria Histórica. 

Jeferson Andrés Arévalo Robayo hace parte de la Corporación Reiniciar capítulo Meta, con quién el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), ha venido trabajando para el cumplimiento de una sentencia del Consejo de Estado en el caso de Josué Giraldo, líder de la UP asesinado en 1996. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido