El hecho ocurrió en el barrio Castilla de la capital del Meta. Según las autoridades, un sujeto de 31 años de edad quien se encontraba manipulando pólvora fue el causante de este suceso donde termina perjudicado este menor.

El niño de tan solo 10 años sufrió quemaduras a la altura del tobillo izquierdo y muslo parte derecha a causa de esta pólvora el cual tuvo que ser trasladado de inmediato a un centro de asitencial.

El sujeto fue capturado por las autoridades por el delito de lesiones personales culposas en flagrancia y dejado a disposición de la Fiscalía de turno Uri.