Estudio realizado por Cormacarena con la Fundación Omacha, en 2015 y 2016 y que permitió realizar la reclasificación de especies de mamiferos en peligro, determinó que en la jurisdicción hay 19 que están amenazadas y corren el riesgo de desaparecer. El equipo de trabajo integrado por expertos en mamíferos, apoyado por la Asociación Colombiana de Zoología, las universidades Nacional y la Distrital Francisco José de Caldas, realizó la revisión de las colecciones biológicas del país, para actualizar la base de datos y su mapa de distribución de los animales en Colombia. La información obtenida permitió determinar que para la jurisdicción de la Corporación están amenazadas: el delfín rosado, Manao, Soche, Danta, Danta de montaña, Oso de anteojos, Nutria gigante, Lobo de rio, Jaguar o tigre mariposa, Tigrillo, Murciélago, Mono lanudo, Marimonda amazónica, Mono nocturno, Oso palmero, Ocarros y Manatí. A la lista se suman el Sokay o mico Tocon y el mono Llanero Nocturno, animales endémicos de la región que tienen a desaparecer debido a la deforestación y tala ilegal de los bosques del departamento. De las 19 especies en peligro, Cormacarena ha establecido planes de manejo para seis de ellos, y está en la formulación del plan para la Nutria. Así mismo, la Corporación resalta la aparición del Manatí en la lista de animales en peligro para la jurisdicción pues han reportado avistamientos de estos en el río Yucao, sin embargo, la presencia de estos no ha sido confirmada. Los resultados de este estudio, servirán de base para direccionar acciones de investigación y conservación en los Planes de Ordenamiento Territorial. A nivel nacional el listado de especies amenazadas pasó de 41 a 62 mamíferos.