Cargando contenido

Los militares regresaron a su guarnición, confirmaron las autoridades.

Alerta Roja río Guaviare
Alcaldía San José del Guaviare

Con la mediación de la Defensoría del Pueblo y el Comité Cívico Defensor de los Derechos Humanos, a cargo de Islena Rey, los habitantes de la vereda Nueva Colombia en Vista Hermosa sur del Meta, dejaron en libertad a doce integrantes de la Infantería de la Marina que tenían retenidos desde el sábado 7 de septiembre, como garantía para que el Gobierno Departamental les cumpliera con varias citas en el lugar y que habían sido canceladas.

El secretario de Gobierno del Meta, Gerardo León Mancera, confirmó que fue la noche de este domingo cuando finalmente se logró, con la mediación de estas dos instituciones, que los habitantes de Nueva Colombia dejaran ir a los uniformados para poder empezar a negociar con las autoridades civiles sus exigencias.

Lea también: UNP responde a críticas por protección a candidata Karina García, asesinada en Cauca

Los habitantes exigen soluciones en materia de atención, en servicios básicos como salud, tenencia de la tierra y, en especial, menos mano dura de parte de las Fuerzas Armadas que es la única representación del Estado, que hace presencia en la zona, según dijo Islena Rey de la organización defensora de los derechos humanos.    

Las molestias de la comunidad de Nueva Colombia, integrada por unas 850 personas, entre hombres, mujeres, niños y jóvenes, se manifestó con las vías de hecho después de dos citas de reuniones canceladas, que incluían la presencia de la gobernadora Marcela Amaya y de varias brigadas de atención de servicios en el lugar.

Según Islena Rey, “los habitantes de Nueva Colombia, región atravesada por el río Guayabero y que conecta con el Guaviare argumentaron la decisión de mantener bajo su propia custodia a los doce uniformados, en el incumplimientos de parte del Gobierno Departamental, el cual debía asistir a una primera cita el 31 de agosto, que fue cancelada por razones de agenda y posteriormente otra reunión programada para este sábado 7 de agosto que también fue cancelada por supuestas razones de seguridad para los integrantes de la delegación”.

Lea el especial - Chirajara: un año después de la tragedia

Los manifestantes denuncian abandono estatal y posibles atropellos de la Fuerzas Armadas que operan en la zona, especialmente en hechos ocurridos el 14 de agosto, cuando varios uniformados de la Policía del Guaviare, zona de su jurisdicción, llegaron a hacer efectivas unas órdenes de captura que terminaron en confrontación con los habitantes de la vereda Nueva Colombia.

Fuente

Sistema Integardo de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido