Cargando contenido

Las autoridades mantienen las alertas sobre los riesgos que se corren por los derrumbes en el kilómetro 58.

Transito congestionado Vía al Llano
RCN Radio

Por varias horas estuvo nuevamente cerrada la vía Bogotá-Villavicencio por derrumbes en el kilómetro 58, donde Coviandes habilitó paso a un carril y con vigilancia para los viajeros el paso por el corredor.

Según los transportadores, la caída de material se registró sin que se estuvieran presentando lluvias en la zona, razón por la que la concesionaria se demoró en reabrir la vía durante cerca de 9 horas.

Lea tambiénVía al Llano, de nuevo cerrada por derrumbes

Ante el alto nivel de represamiento y para empezar a evacuar los vehículos dieron paso controlado en el kilómetro 58, donde se presentaron los derrumbes.

La concesionaria sigue advirtiendo que la vía se mantendrá habilitada mientras no se registren lluvias en el sector. En medio de la crisis por los constantes cierres, en el Meta no paran de reclamarle al Gobierno Nacional una solución real.

La gobernadora del Meta, Marcela Amaya García, recientemente le exigió al presidente Iván Duque que asigne cuanto antes los recursos que se requieren para estabilizar la vía al Llano en sus puntos críticos.

“Que el Gobierno nos dé los recursos necesarios para intervenir los puntos críticos, dado que la concesionaria nos ha dicho que le corresponde a la Nación”, dijo Amaya García, quien denunció que ya son más de 550 mil millones de pesos de pérdidas los que deja esta situación en la vía.

Lea además: Cierres de vía al Llano, ‘calvario’ para transportadores, viajeros y comerciantes

También y con el fin de buscar soluciones integrales para superar la crisis de la vía Bogotá-Villavicencio, el comité de veeduría ciudadana permanente de este corredor, solicitó una audiencia con el presidente Iván Duque.

El anuncio se dio al culminar el encuentro de la veeduría, donde se indicó que en dicha reunión con el mandatario nacional deberán estar presentes los ministerios de Transporte, Medio Ambiente y de Hacienda, además de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y Coviandes, para que expresen las soluciones definitivas en los puntos críticos de este corredor vial que ha tenido en ‘jaque’ al departamento del Meta y la Orinoquia colombiana.

La veeduría es un mecanismo de control social mediante el cual los ciudadanos vigilan, fiscalizan y controlan la administración y gestión de lo público y lo privado.

El comité ciudadano está integrado por la Cámara de Comercio de Villavicencio, Fenalco, la Sociedad de Ingenieros del Meta, Cotelco, la academia, gremios del sector turístico y productivo del departamento, además de la Gobernación del Meta y periodistas de la región, entre otros.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido