Cargando contenido

Ángela María Orozco explicó que los trabajos se pueden iniciar cuando paren el credo invierno que vive la región.

La vía al Llano, con cierre indefinido
La vía al Llano, con cierre indefinido
Colprensa

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, respondió este lunes al cierre de la vía al Llano y de las dificultades que miles de personas están soportando. La situación se complicó, aún más, el sábado anterior, cuando un alud de tierra derribó un puente en construcción en la vía que une a Bogotá con la ciudad de Villavicencio, principal acceso a la región de los Llanos Orientales y que está cerrada indefinidamente por los constantes derrumbes que ha habido en parte de esa carretera en los últimos meses.

De acuerdo con la jefe de la cartera de Transporte, la vía al Llano durará cerrada, como mínimo, tres meses. Dicho tiempo empezará a correr cuando se pueden empezar las obras. Sin embargo, no se ha podido dar inicio, según explicó, porque el clima no lo ha permitido. Además, indicó la ministra Orozco, los pronósticos del Ideam dan cuenta de lluvias durante los próximo 15 días. 

La ministra también aseguró que EasyFly entró a ofrecer vuelos a Villavicencio a precios razones. Frente a los altos costos en los tiquetes, Orozco instó a los usuarios a reservar con tiempo para bajar en algo ese valor. 

Lea también: Altos precios de tiquetes aéreos a Villavicencio generan molestia entre los usuarios

A su turno, el coordinador de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento de Cundinamarca, Germán Ribero, confirmó que la caída del puente, que no dejo muertos ni heridos, ocurrió en el kilómetro 58, cerca a Guayabetal. El puente, agregó, estaba en proceso de construcción y unía los túneles 13 y 14 de la Vía al Llano, que aún no están en funcionamiento. "No estaba al servicio, sino que es un puente que estaría hecho dentro de la comunicación de los dos túneles", detalló.

En ese sentido, manifestó que el alud ocurrió porque hay una meseta de la que aún "se sigue desprendiendo material" y que es allí donde también la calzada desapareció bajo los derrumbes. Ante esta situación, el Ministerio de Transporte informó el viernes que "con el objetivo de preservar la vida y garantizar la seguridad de las personas que transitan por el corredor vial" tomó la decisión de cerrar de forma indefinida la carretera hasta que "esté en condiciones de seguridad y transitabilidad".

En los últimos meses, la carretera que bordea la cordillera oriental de los Andes ha sufrido varios aludes de tierra que han cortado el tránsito y puesto en riesgo a los conductores que transitan por esa ruta. Por eso, el tránsito hasta Villavicencio, capital del departamento del Meta, se ha visto afectado y la situación ha provocado pérdidas millonarias para la economía del país.

Lea también Duque: Incremento de cultivos ilícitos impide una paz duradera en Colombia

Los deslizamientos obligan a los viajeros a tomar vías alternas, como una de 340 kilómetros por el departamento de Boyacá, que además está en mal estado, lo que hace que el viaje se prolongue por más de siete horas. A pesar de que se mantienen las obras de mantenimiento, el Gobierno declaró calamidad pública en Guayabetal, donde su población está en máxima alerta y a la espera de una posible evacuación.

En la Vía al Llano, un viaducto en construcción se desplomó el 15 de enero del año pasado y ocasionó la muerte de nueve obreros. El accidente ocurrió en un sector conocido como Chirajara, una zona montañosa donde se construye la doble calzada de la carretera Bogotá-Villavicencio, que a lo largo de sus 120 kilómetros incluye decenas de viaductos y túneles para salvar la complicada orografía de la zona.

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido