Los cultivadores aseguran que irán hasta las últimas consecuencias.

Los arroceros y los agricultores de la región del Ariari, continúan marchando  desde Granada en el Meta hacía Bogotá, desde donde le reclamarán al Gobierno Nacional y al Ministerio de Agricultura por los incumplimientos con el sector productivo del departamento, confirmó José Manuel Medina vocero de La Asociación de Agricultores y Ganaderos del Meta.

Cultivadores de arroz, yuca, plátano, frutas y demás agricultores de los municipios del Ariari le exigen al ministro de Agricultura Juan Guillermo Zuluaga que les cumpla con los compromisos adquiridos.

 “Esta es una marcha por la dignidad agropecuaria que tiene como objetivo llamar la atención del Gobierno Nacional, especialmente del ministro quien vino acá al Meta, nos hizo promesas y hasta el día de hoy  no ha cumplido”, dijo José Manuel Medina vocero de AGAMETA, La Asociación de Agricultores y Ganaderos del Meta, quien lidera la marcha pacífica de los agricultores llaneros.

A la marcha se han sumado productores de los municipios de Granada, San Martín, Guamal, Acacías, Villavicencio y Puerto López, donde los agricultores siguen reclamando por la crisis que enfrentan, por los bajos precios de sus productos y los endeudamientos que soportan con los bancos.

 “Las deudas ante los bancos y los bajos precios son los mayores problemas que soportan hoy los agricultores del Meta”, aseguró el agricultor afiliado a AGAMETA quien dijo que la marcha irá hasta las últimas consecuencias.

 Desde el 30 de enero de este año se hicieron compromisos claros los cuales no se han cumplido, entre esos una reunión que tenían para el pasado 13 de marzo, la cual fue aplazada de manera indefinida.

 “En estos momentos les pedimos a los arroceros, plataneros, yuqueros, maiceros, piñeros y demás agricultores del Meta que no envíen comida para los centros de abastecimiento del país, para que se sienta la protesta frente al Ministerio de Agricultura”, dijo José Manuel Medina.       

Encuentre más contenidos

Fin del contenido