Cargando contenido

Al conocer los resultados de la Comisión de Expertos del Instituto Americano del Concreto en los que anuncia la necesidad de un inminente desplome de la pila del costado oriental del puente Chirajara que quedó en pie tras la caída de la construcción en la vía Bogotá-Villavicencio, habitantes y líderes cívicos del Meta se manifestaron muy preocupados por el estado real de la vía al Llano.

Néstor Restrepo Roldán presidente del Comité Cívico del Meta dijo que causa estupor conocer la fragilidad de las obras que hay en la vía al Llano, la cual quedó en evidencia con la estrepitosa caída el pasado 15 de enero del millonario puente.

En el Meta se espera que las autoridades penales, el Gobierno Nacional y la empresa concesionaria den las explicaciones reales sobre el estado de la vía al Llano y las medidas que se van a adoptar para garantizar la seguridad de los miles de usuarios que la recorren diariamente.

Con los resultados de este análisis entregado a personal del Ministerio de Transporte y de la Agencia Nacional de la Infraestructura (ANI), solicitaron a la Policía de Carreteras implementar todas las medidas pertinentes en la zona para preservar la integridad de los transeúntes de las vías colindantes.

Se anunció un Plan de Emergencia para el manejo del tráfico en esa zona y a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, para que haga lo propio.

La ANI le solicitó al Concesionario Vial de Los Andes, Coviandes, que adopte de manera inmediata y sin demora las medidas necesarias para prevenir cualquier posible daño o perjuicio por un desplome sin control.

La Comisión de Expertos consideró que en caso de resultar necesario, se debe proceder a la demolición de la estructura que quedó en pie.

Finalmente se informó de los riesgos de la situación en el viaducto a la Fiscalía General de la Nación, ya que en el lugar de los hechos se encuentra un grupo de fiscales e investigadores,recogiendo evidencia y material probatorio.