Cargando contenido

Un presunto detrimento fiscal por 1.035 millones de pesos, descubrió la Contraloría Municipal de Villavicencio en el contrato 1018 de 2012, suscrito por la Alcaldía Municipal con el Consorcio Vial.

Una vez conocida la denuncia ciudadana, servidores públicos de este órgano de control fiscal realizaron visita técnica para corroborar la situación, encontrando mala calidad de la obra construida lo que se traduce en un daño económico por 803 millones de pesos, así como cantidades de obras liquidadas, pagadas y que no fueron ejecutadas, en un valor que supera los 232 millones de pesos.

El contrato de obra en cuestión fue suscrito el 21 de diciembre de 2012, teniendo como objeto la “Pavimentación de la calle 27 entre carreras 11 y 15 del barrio Maracos, la pavimentación de varias calles en la ciudadela San Antonio, el barrio el Topacio, El Delirio, Girasoles, Canaán y el Recreo en el municipio de Villavicencio”.

El valor total del contrato fue de 3.450 millones de pesos.

Dentro de las irregularidades detectadas se destaca un presunto detrimento patrimonial por calidad de la obra ya que tan solo a seis meses de ejecutados y finalizados los trabajos se presentaron daños totales en la carpeta asfáltica”.

Ya se procedió a dar traslado para la apertura del proceso de responsabilidad fiscal.