Cargando contenido

El resguardo Waliani tiene una extensión de 4.652 hectáreas.

Indigenas Puerto Gaitán Meta
Resguardos Indígenas de Puerto Gaitán Meta

La directora de la Unidad de Restitución de Tierras (URT) en el Meta, Viviana Beltrán Bustos, responsable de la Dirección de Asuntos Étnicos de la entidad, Sally Mahecha, y representantes de la comunidad presentaron una demanda étnica ante el Juzgado Especializado en restitución de tierras de Villavicencio para que se haga efectiva la restitución de más de 15.000 hectáreas para la comunidad indígena Waliani.

Con la demanda se busca la ampliación del área (11.025 hectáreas más) del territorio ancestral, denominado Malikabo, para un total de 15.677 hectáreas reclamadas. 

"El acompañamiento de la Unidad tiene como objetivo lograr que se repare integralmente a esta comunidad indígena, víctima de las acciones de los grupos de autodefensas y las Farc en la zona, así como la presión colonizadora", dijo la funcionaria.

Le puede interesar: Mujeres cabeza de hogar que cometan delitos menores no irían a la cárcel

La demanda busca la implementación de procesos formativos de emprendimiento, proyectos productivos comunitarios y asociativos, con enfoque diferencial étnico.

"También pretende brindar respuesta integral al riesgo de reclutamiento de niños, niñas y adolescentes indígenas, así como la formulación y financiación de programas, planes o estrategias de fortalecimiento de los saberes ancestrales, la autonomía territorial, la integridad política y organizativa de las comunidades, el gobierno propio y la formación de líderes", agregó la directiva.

"Algunas de las afectaciones más evidentes fueron las restricciones a la movilidad al interior del resguardo y del territorio ancestral Malikabo, que dieron lugar al confinamiento, principalmente porque los actores armados ilegales establecieron cultivos de hoja de coca, instalaron laboratorios para su procesamiento y también construyeron pistas aéreas clandestinas", dijo Beltrán Bustos.

Lea también  Familias de 2.304 NN en el Meta participan en audiencias ante la JEP

El narcotráfico propició, además, que muchos de los indígenas Waliani trabajaran como raspachines, lo que ocasionó el deterioro cultural del pueblo Sikuani, explicó la funcionaria.

En julio, también en Villavicencio, el director General de la Unidad de Restitución de Tierras, Andrés Castro, presentó una demanda en favor de 199 familias, que conforman el resguardo indígena Barrancón, en San José del Guaviare, donde ocupan 2.766 hectáreas.

El objetivo de esa acción judicial es restablecer los derechos territoriales de las comunidades indígenas del pueblo Jiw, ubicados a 15 minutos del casco urbano de San José capital del Guaviare.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido