La Secretaría de Planeación Municipal aclaró que las tradicionales tiendas de barrio no tienen ningún inconveniente para seguir funcionando en sectores residenciales de la ciudad. Manuel Herrera Pabón, jefe de la dependencia municipal, precisó que la actividad de las tiendas está clasificada en el Grupo de Comercio 1, que les permite funcionar en zonas residenciales y en las diferentes áreas de actividad de la ciudad. Confirmó que las tiendas pueden expender bebidas alcohólicas, tal como lo establece el Decreto 1686 del 2012, pero que no pueden ser consumidas dentro del establecimiento. El funcionario hizo un llamado a los propietarios de establecimientos dedicados a la venta de víveres y abarrotes para que no se dejen confundir de algunas personas, ya que la normatividad vigente del uso del suelo es compatible con esa actividad comercial en sectores residenciales, por lo que tienen garantías para seguir brindando el servicio a la comunidad. Finalmente, Herrera Pabón invitó a los tenderos para que resuelvan sus inquietudes en la Secretaría de Planeación, ubicada en el sexto piso del edificio de la Alcaldía de Villavicencio, y extendió el mismo mensaje a quienes desarrollan actividades que también están incluidas en el Grupo de Comercio 1, tales como panaderías, droguerías, peluquerías, papelerías, cafeterías, viveros y parqueaderos de vehículos livianos o medianos.