Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Trabajan para reparar daño en acueducto de Villavicencio

Operarios de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) y unidades del Batallón de Ingenieros Militares No.7 ‘Carlos Albán’, retiran material de arrastre y los escombros dejados por el derrumbe que destruyó un tramo de la línea de aducción del acueducto municipal, que mantiene sin el suministro del líquido a la ciudad

 

Operarios de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) y unidades del Batallón de Ingenieros Militares No.7 ‘Carlos Albán’, retiran material de arrastre y los escombros dejados por el derrumbe que destruyó un tramo de la línea de aducción del acueducto municipal, que  mantiene sin el suministro del líquido a la ciudad.

El gerente de la entidad, Jacobo Matus Díaz, informó que el suministro de agua se suspendió desde el sábado anterior, cuando un derrumbe de gran magnitud ocurrido en la noche del viernes, destruyó un tramo de la línea de aducción de 33 pulgadas, que viene de la bocatoma de la quebrada La Honda, principal fuente de captación del acueducto de Villavicencio.

Con explosivos del Batallón ‘Carlos Albán’ iniciaron el trabajo para dinamitar cerca de 1.300 metros cúbicos de rocas en el sector de ‘La Tarabita’, en la margen izquierda del río Guatiquía.

Luego de culminar la tarea de remoción de rocas y escombros, el personal de la EAAV tiene la misión de reparar el tramo de tubería dañado, para poder reanudar el envío de agua desde la bocatoma de la quebrada La Honda, dijo el funcionario.

Matus Díaz agregó que aparte de esa eventualidad, también se registró una fuga de agua en la línea que sale de la estación alterna de bombeo de Bavaria, la cual fue reparada el sábado en la noche y que permitió la reanudación del envío de 500 litros por segundo a la planta de tratamiento de La Esmeralda.

Con ello, entre sábado y domingo se procedió al llenado y presurización, en su orden, de las líneas Centro, Popular y Esperanza, para empezar a atender el suministro del líquido a diferentes sectores de la ciudad.

Igualmente, la situación llevó a la EAAV a activar el Plan de Contingencia y puso a disposición los tres carrotanques que posee para suplir las urgencias a sectores o entidades que de manera prioritaria deben ser atendidas, como establecimientos escolares, hospitales y centros de atención médica, entre otros.

El Gerente de la EAAV convocó a la comprensión ciudadana ante este estos “hechos de la naturaleza que escapan a las previsiones adoptadas por la empresa, en el entendido que el riesgo en los 16 kilómetros de la línea de aducción es latente y permanente, hasta tanto se tenga una fuente alterna o de respaldo, la que ya está diseñada y su construcción empezará, a más tardar, en el segundo semestre del año en curso”.