Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Villavicencio sin agua
Villavicencio lleva ya una semana sin agua.
Foto: Ingimage

El alcalde de Villavicencio, Wilmar Orlando Barbosa Rozo, advirtió que ni su administración, ni la Empresa de Acueducto y de Alcantarillado del municipio (EAAV), tienen los recursos suficientes para enfrentar la nueva emergencia que se registró por las lluvias que destruyeron gran parte de la bocatoma de quebrada La Honda, de donde se surte el acueducto por gravedad. 

Varios metros de la tubería de la línea de aducción sufrieron fuertes afectaciones, que mantienen a gran parte de la ciudad sin agua. 
 
“Durante los últimos tres años, se han atendido distintas emergencias con el presupuesto propio de la entidad y con el acompañamiento de las diferentes secretarías de despacho, pero hoy, cuando se visibilizan sobre el terreno las consecuencias de esta ola invernal, se  puede evidenciar que no tenemos los recursos para enfrentarla”, enfatizó el alcalde Wilmar Orlando Barbosa Rozo.

"Desde el inicio de esta administración se empezaron los trámites para construir una nueva fuente alterna, cuando se hicieron los diseños y comenzaron los trámites para viabilizar los estudios técnicos, las licencias ambientales y compra de predios en inmediaciones de quebrada Blanca, vereda Santa María Alta y aportarle al sistema, en las contingencias, cerca de 90 litros por segundo de agua desde esa nueva bocatoma", dijo el alcalde. 

No hay recursos para construir una nueva línea de aducción de 2.000 metros de tubería cuesta 32.000 millones de pesos en total, que sirva como solución definitiva a los inconvenientes que ha afrontado la ciudad de Villavicencio.

“El proyecto está dividido en dos etapas: la primera es la construcción de la bocatoma con su respectiva línea de aducción en 2.000 metros de tubería, la que interceptará a la actual bocatoma, esta no estará en el cauce del río Guatiquía, ni estará adosada a la montaña, es decir, estará bajo terreno firme hasta llegar a la Planta de Tratamiento de Agua Potable de La Esmeralda”, agregó Barboza Rozo. 

"Esta fase inicial tiene una inversión de 15.000 millones de pesos”, explicó el mandatario Barbosa Rozo.   "La segunda etapa, que cuesta 17.000 millones, es construir una línea directa de 6.000 metros más de tubería a esa bocatoma, que estará en la quebrada Blanca, kilómetros abajo de quebrada La Honda y del río Guatiquía".

El actual sistema de acueducto por gravedad y que está averiado en varios de sus tramos, fue construido hace 22 años desde cuando se ha afrontado toda clase de emergencias.

Hoy los habitantes reclaman porque sus labores diarias se ven afectadas por esta nueva suspensión, pese a que por turnos en cada barrio y con el agua que se capta en las plantas alternas así como con carrotanques, se abastece la capital del Meta después de una semana de emergencia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.