Cargando contenido

El Gobierno reveló que ya se terminó de remover el material que había caído sobre la vía, los que considera un adelanto importante.

Vía al Llano en le kilómetro 58, donde ocurrieron varios derrumbes.
Vía al Llano en le kilómetro 58, donde ocurrieron varios derrumbes.
Cortesía: ANI

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, reveló que ya han sido retirados 220.260 metros cúbicos que habían caído sobre la vía que comunica a Bogotá con Villavicencio, en el punto del kilómetro 58, lo que había obligado al cierre indefinido de este corredor a los Llanos Orientales.

Ante el hecho, la ministra Orozco señaló que se abre la posibilidad de que esta importante carretera pueda ser abierta entre el 7 y el 9 de septiembre. Esto, siempre y cuando se mantengan las condiciones del clima. 

"Esperamos pronto. Cuando tengamos el diagnóstico de cuánto nos tocaría demorarnos en la instalación del tablestacado y ahí confirmaríamos si es 7 de septiembre o si un poco más. Esto obedece a que las obras se van a empezar a hacer pronto; ya se están presentando en la veeduría regional porque necesitamos los comentarios de los expertos y ahí podremos decir si es en esa fecha o un poco más", explicó. 

Lea también: En dos días quedaría despejada vía entre Bogotá y Villavicencio

Sobre los trabajos de remoción de tierra que se han venido realizado durante los últimos meses en el kilómetro 58 del corredor Bogotá - Villavicencio, la ministra reveló que se terminó de remover el material que había caído sobre la vía.

"Esto es un adelanto muy importante para poder abrir el corredor vial. Es una posibilidad que antes de que finalice el mes de septiembre podamos abrir nuevamente la vía”, sostuvo la ministra de Transporte.

Ahora, lo que sigue, es iniciar las obras provisionales en el corredor para garantizar la seguridad y movilidad, las cuales están enfocadas a la construcción de tablestacado metálico y, a la par, se deberán empezar los tratamientos de estabilización en la ladera de la montaña del kilómetro 58.

Tan pronto terminen las obras provisionales, se podrá dar apertura a la vía Bogotá – Villavicencio bajo ciertas condiciones de seguridad. 

Entre tanto, se trabajará en la verificación de alternativas y diseños para la solución definitiva de movilidad, entre las que se estudian dos opciones: una de ellas es la construcción de un viaducto de 790 metros de longitud en tipología de puente en voladizos sucesivos por la margen derecha del río Negro.

En contextoLogran limpieza total en el kilómetro 58 de la vía al Llano

La otra alternativa, es la construcción de túnel falso sobre el alineamiento actual de la vía. Sin embargo, el Ministerio no descarta estudiar otras alternativas que serán planteadas por los expertos independientes que el Gobierno nacional ha convocado.

"Estas obras son de vital importancia ya que nos permitirán proteger a los usuarios de la vía. En ese sentido, quiero manifestar que no vamos a abrir inmediatamente el corredor y les pedimos a los usuarios y habitantes de la zona que no pasen por allí porque aún no es seguro”, indicó la ministra Orozco.

Desde el pasado 14 de junio, cuando se ordenó el cierre total de la vía, se cumplen 54 días en los que se han removido hasta 6.600 metros cúbicos diarios de material. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido