La Unicef aseguró que al menos 5.500 niños y adolescentes han tenido que interrumpir sus actividades escolares por el daño en la infraestructura de 58 sedes educativas por las fuertes lluvias que se han registrado en el departamento del Chocó, desde el pasado 17 de octubre.


El organismo de control hizo un llamado al Gobierno Nacional para continuar capacitando al personal de los centros educativos y lograr mitigar estas problemáticas. La Unicef señaló que a pesar de tener apoyo del Ministerio de Educación no ha sido suficiente.


"Se ha venido desarrollando un plan de acción para el fortalecimiento de las capacidades de los funcionarios de la Secretaría de Educación de Chocó (SED) y de las instituciones educativas, con el fin de prepararse para emergencias recurrentes del departamento; este plan sigue siendo insuficiente para atender la situación", manifiesta un comunicado de la Unicef.


Según datos de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (UNDGR), de 30 municipios, 20 se han inundado por el desbordamiento de 24 ríos, dejando 20.863 familias damnificadas.


De acuerdo con la Unicef, las zonas más afectadas donde tienen presencia son los municipios de Nóvita, Condoto y Medio San Juan.


El organismo internacional dispuso diferentes mecanismos para realizar donativos que ayuden a la población afectada en este departamento del país.


Se puede ingresar a la página http://www.unicef.org.co/ aquí! O también enviando un SMS (o mensaje de texto) desde sus teléfonos móviles al 87862 con la palabra Chocó. Las personas que envíen el SMS, será contactadas desde el centro de llamadas de UNICEF Colombia para hacer efectiva la donación.