Foto: Archivo Colprensa

El operativo que se realizó en una finca del oriente antioqueño y que terminó con la captura de Juan Carlos Meza Vallejo, alias Tom, despertó indignación luego de que se conociera que Popeye, exjefe de sicarios de Pablo Escobar y quien permanece en libertad condicional, estaba en ese lugar. Aunque en principio se aseguró que Popeye acompañaba al capturado a celebrar su cumpleaños número 50, él dijo todo lo contrario a los uniformados que lo interrogaron: que había llegado allí por equivocación porque estaba solo "repartiendo unos libritos". (Lea también: Alias Tom, el narco considerado como el sucesor de Pablo Escobar) Esta es la conversación entre Popeye y la Policía: [imagewp:431847] En esa habitación fue interrogado Popeye tras ser sorprendido en la fiesta de alias Tom. Policía: Acá estaba usted cierto. Su nombre es John Jairo Velázquez Vásquez? A qué se está dedicando? Popeye: Sí señor. Yo soy escritor, documentalista y YouTuber. Policía: ¿Está acá de visita? Popeye: Estoy donde un amigo, estábamos en La Manuela donde íbamos a filmar y llevar unos libritos, yo fui a esa casa y como están en fiestas no me abrieron; ahí fue donde me dejaron los que me trajeron; yo ni siquiera tomo licor. Se varó el carro, y les dije que en un hotel y me dejaron aquí. Policía: Así como usted a veces ha contado cosas malas de la Policía, quiero que entienda que esto es muy difícil para mí, estoy en una posición difícil. Popeye: Hoy estoy impresionado señor, con todo respeto, yo ya estoy resocializado. Tras ser interrogado, Popeye fue dejado en libertad porque, según la Policía, no fue capturado en flagrancia. Sin embargo, un juez por petición de la Fiscalía busca revocar su libertad condicional.