Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los cinco dolores de cabeza en TransMilenio

Viajar en TransMilenio a diario puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza. A pesar de la rapidez de los viajes, el principal sistema de transporte de Bogotá, que hace una década fue la revolución en la ciudad, hoy está a punto del colapso.

Para los usuarios, el primer gran dolor de cabeza es la congestión. "Los buses van demasiado llenos, mandan pocos, y los sensores de sobrepeso ya ni siquiera funcionan".

Humberto Gómez, subgerente de comunicaciones de TransMilenio, aseguró que se está haciendo frente con la ampliación de estaciones. Este año serán intervenidas 5 de la Autopista Norte.

El dolor de cabeza número 2 es la demora de frecuencias.

Según los usuarios, "uno puede tardarse hasta 15 minutos esperando un bus. TransMilenio es rápido, pero uno se tarda mucho esperando el servicio".

Sin embargo, Gómez sostuvo que si no hay problemas en la vía, los servicios están tardando entre 3 y 5 minutos en hora pico y más de 6 minutos en hora valle.

El tercer problema para los usuarios es la Inseguridad y los vendedores ambulantes.

TransMilenio ha iniciado una campaña de no comprar ningún tipo de elemento dentro del sistema para dejar de incentivar el comercio informal que aqueja principalmente las llamadas 'Ruta Fácil'. En el caso de la seguridad piden que ante un robo se acerquen inmediatamente a la Policía del sistema para denunciar el caso.

El dolor de cabeza número 4, es la falta de cultura ciudadana.

Según los usuarios, "en una verdadera batalla campal se convierte el ingreso a los buses, principalmente si aún hay sillas disponibles. La cordialidad fue dejada de lado y no hay distinción con adultos mayores, niños o mujeres embarazadas".

José Stalin, experto en movilidad de la Universidad Nacional, hay retrasos de muchos años en materia de infraestructura. Este es el dolor de cabeza número 5, pues "a los problemas de comodidad y capacidad se suma un retraso en construcción de troncales u reparación de su malla vial".

Para este año TransMilenio le apuesta para mejorar la experiencia de los usuarios, concluir la Integración de las tarjetas de acceso y el inicio de la construcción una nueva línea por la Avenida Boyacá, que será la troncal más larga del sistema.