Cargando contenido

Hace 36 años ser homosexual en Colombia era considerado un delito.

Orgullo LGBT
Orgullo LGBT
AFP

En el marco de las movilizaciones del movimiento social LGBTI, Juan Carlos Prieto García, director de Diversidad Sexual de la Secretaría Distrital de Planeación realizó un balance sobre los principales logros de esta comunidad frente al reconocimiento de sus derechos y los retos que aún están pendientes.  

Prieto explicó que hace de 36 años en Colombia era ilegal ser homosexual, y aunque no se conoce el caso de alguna persona que haya sido condenada en razón a su identidad sexual diversa, lo cierto es que el código penal colombiano tipificaba esta conducta como un delito.  

Los avances  

En el año 1982 se despenalizó de la homosexualidad, lo que el funcionario califica como un gran logro por parte del movimiento social. Paralelamente arrancó la primera movilización del movimiento de liberación homosexual, la cual es considerada como uno de los primeros pasos para que Bogotá reconociera la diversidad sexual en la ciudad.  

Prieto explicó que en el año 2008 Bogotá fue la primera ciudad del país y de la región en implementar una política pública que reconociera la discriminación de la cual es objeto la comunidad LGBTI, según el funcionario este documento ha sido la base para que se desarrollen otras políticas públicas a nivel nacional.  

"La misma política pública es un logro inmenso, hace 10 años ser LGBTI era bastante complejo y aunque aún persisten muchas barreras y acciones de discriminación sobre todo en el espacio público, pues Bogotá ya cuenta con un instrumento que permite respaldar a las personas que han sido víctimas de discriminación", afirmó el director de Diversidad Sexual.  

Hoy en día la capital cuenta con dos centros comunitarios que atienden integralmente a las personas LGBTI, junto con sus familias y redes de apoyo que muchas ocasiones manifiestan sentirse desorientadas ante los actos de discriminación que ocurren en la ciudad. 

"Estos centros son hoy baluartes de la ciudad y unas unidades operativas que ya están tan institucionalizadas que sería muy difícil retroceder en este tema", manifestó Prieto.  

El funcionario reiteró que el Estado y el Distrito deben ser garantes de los derechos de las personas LGBTI, buscar la restitución de los mismos en caso de que hayan sido vulnerados, y además propender porque no vuelvan a suceder estos actos de discriminación.  

"Hoy ya en la agenda pública de la ciudad el tema está instalado y aunque persisten algunas posturas bastantes conservadoras, ciudades como la nuestra están a la vanguardia en tener políticas públicas de este corte", explico Prieto.   

La Corte Constitucional ha emitido más de 140 sentencias relacionadas con la comunidad LGBTI en las cuales se han tocado temas tan sensibles como el reconocimiento del matrimonio igualitario, la adopción igualitaria, el reconocimiento a las parejas homoparentales y homomaternales. 

Según el director de Diversidad Sexual "esos logros no han sido del Estado Colombiano, han sido posibles porque el movimiento social ha estado muy presto a movilizase y a participar".  

La ley 1482 de 2011 conocida como 'La Ley Antidiscriminación', este año emitió el primer fallo a nivel nacional a favor de las personas LGBTI, condenando a 26 meses de cárcel a una pareja heterosexual en Santander después de comprobarse que estaban hostigando a una pareja homosexual que vivía en el mismo conjunto residencial. 

Lo que queda pendiente 

Según Prieto, las marchas han representado un clamor ciudadano que le exige al Estado el reconocimiento de sus derechos y además son importantes para no retroceder en el terreno que que se ha ganado.  

"Con los liderazgos y los jóvenes que se están movilizando cada vez más a favor de la igualdad y el respeto, uno de los más fuertes propósitos que tiene el movimiento es no perder lo ganado, seguramente las nuevas administraciones que lleguen a Bogotá estarán acompañando a la comunidad, ya no estaré yo como persona, pero sí toda la institucionalidad presta para continuar fortaleciendo el ejercicio de la política pública".  

El funcionario explicó que otro de los objetivos pendientes es el desarrollo y la implementación de la recién firmada 'Política Pública Nacional' que permitirá dar lineamientos a muchas acciones locales.  

"En el caso de Bogotá muchas de las acciones se ven obstaculizadas por la normatividad nacional y esperamos que la Política Pública Nacional nos abra ese camino y podamos generar mucho más impacto en las ciudades principales del país", explicó el director de Diversidad Sexual".  

Por último, Prieto le hizo un llamado a los nuevos congresistas para que legislen a favor de la igualdad y del respeto a las personas LGBTI. 

"En este momento tenemos que esforzarnos el triple por las personas transgénero de nuestro país, necesitamos una Ley de la República que reconozca a través de la identidad de género su posibilidad de ser, existir y construirse en un país que aún no las reconoce, ojalá que quienes entren al Congreso de la República el próximo 20 de julio trabajen para garantizar los derechos de estas personas".  

El funcionario recalcó que los avances no vendrán solamente por parte del Estado y que por lo tanto es fundamental que los movimientos sociales continúen trabajando por el reconocimiento de sus derechos.   

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido