La Fiscalía General le solicitó a un juez de conocimiento de Bogotá que tenga en cuenta como testigos en el juicio que se adelanta contra los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera a dos peritos estadounidenses que hicieron parte de la investigación por el secuestro de la niña Yuliana Samboní, en hechos registrados el 4 de diciembre de 2016. Los peritos internacionales de la Agencia AIS de Estados Unidos fueron clave en la investigación tras la presentación de un informe en el que se descubrió una presunta alteración de los teléfonos celulares de los hermanos Uribe Noguera el día de los trágicos hechos. Estos testigos se suman a los agentes de la Policía de Bogotá adscritos al Gaula y a la Sijín, quienes atendieron el caso luego que los padres de Yuliana denunciaran el rapto de la niña cuando se encontraba jugando con sus primos en el barrio Bosque Calderón. Igualmente, el fiscal del caso pidió tener en cuenta las declaraciones de los peritos del CTI de la Fiscalía Bogotá, quienes realizaron el levantamiento del cadáver de la menor. "La importancia de los testigos en el proceso busca establecer cómo la Policía abordó inicialmente el secuestro de la menor por parte del Gaula”, precisó la fiscal del caso al manifestar su importancia dentro del juicio. Los testigos –agregó- también darán luces sobre los hechos que rodearon el hallazgo del cuerpo de la niña en el jacuzzi del apartamento Equus 66, ubicado en el sector de Chapinero Alto, y de propiedad de Rafael Uribe Noguera. El juez deberá evaluar la estipulación probatoria presentada por los sujetos procesales -Fiscalía, Procuraduría, defensa de los procesados y parte civil- con el fin de establecer los testigos y pruebas que serán presentados en juicio. Según se ha podido establecer, la Fiscalía General espera contar con 40 testigos y pruebas documentales y periciales para comprobar su teoría del caso. Entre los testigos se encuentran Juvencio Samboní, padre de Yuliana, y Rafael Uribe Noguera, condenado a 58 años de prisión por el abuso y asesinato de la menor. Los Hermanos Uribe Noguera son procesados por los delitos de ocultamiento de material probatorio, y favorecimiento de secuestro. En el marco de las audiencias preliminares los hermanos Uribe Noguera no aceptaron los delitos mencionados por la Fiscalía.