Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Luis Alfredo Ramos envía carta a Santos en la que denuncia nuevos falsos testigos en su contra

Foto Archivo RCN



El exgobernador Luis Alfredo Ramos denunció la aparición de nuevos falsos testigos en su contra y en una carta enviada al presidente Juan Manuel Santos le pidió combatir este flagelo que lo tiene preso hace más de mil días.

En la misiva, Ramos afirmó que hay un montaje en su contra que lo quiere vincular con grupos armados al margen de la ley.

“Sorprendentemente y después de 12 años de los supuestos hechos que se me acusan y de cerca de tres años de este doloroso encierro, aparecen nuevos “testigos”, con oscuros intereses para declarar en mi contra”, sostuvo Ramos.

Y añade: “Por todo lo anterior le pido respetuosamente, solicitar a la Entidades competentes de investigar, identificar y judicializar a declarantes fraudulentos y a determinadores de éste flagelo que es considerado el cáncer de la justicia colombiana”.

Luis Alfredo Ramos también llama la atención del mandatario de los colombianos sobre lo perjudicial que podría ser el fenómeno de los falsos testigos para el proceso de paz

Esta es la carta de Ramos al presidente Santos

Señor Presidente:

Al saludarlo cordialmente, le hago llegar esta nota con el fin de enterarlo, del tortuoso encierro que vivo desde hace más de Mil días, originado, en declaraciones de falsos testigos que medran en la política y solo buscan beneficios judiciales y económicos.

El aberrante fenómeno de los falsos testimonios que están haciendo estragos en la justicia colombiana, se han convertido en fácil instrumento de los delincuentes para comprometer a ciudadanos de bien. Hoy cualquier colombiano es susceptible de ser señalado ante los jueces por testigos mendaces que se lucran de sus declaraciones.

Considero de la mayor importancia las recientes declaraciones del ex ministro de justicia Yesid Reyes, del ex fiscal general, legisladores y periodistas, que reclaman con justicia la necesidad de enfrentar el testimonio falso, con nuevas normas sobre valoración de la prueba testimonial, que permita a los operadores judiciales descalificar de plano a los declarantes mentirosos que hacen de las suyas en juzgados y tribunales.

¿Qué debe hacer, señor presidente, en la actual coyuntura para garantizar que los procesos no tengan la mancha de los falsos testigos que van de la mano de políticos y determinadores, como en mi caso, donde destrozan en vida a personas inocentes?

No obstante lo que ha venido sucediendo en mi proceso, donde ha quedado en evidencia un montaje en mi contra, sorprendentemente y después de 12 años de los supuestos hechos que se me acusan y de cerca de tres años de este doloroso encierro, aparecen nuevos “testigos”, con oscuros intereses para declarar en mi contra.

Por todo lo anterior le pido respetuosamente, solicitar a la Entidades competentes de investigar, identificar y judicializar a declarantes fraudulentos y a determinadores de éste flagelo que es considerado el cáncer de la justicia colombiana.

Señor presidente: Recuerdo muy bien el día que lo conocí en Boston en 1995, en la casa de la doctora Berta Olga Ospina, entonces cónsul de Colombia, en esa ciudad, cuando ambos teníamos sueños y proyectos de jóvenes profesionales.

En su caso fueron proyectos cumplidos, que lo llevaron a dirigir el país. A mí, en cambio, hoy me toca sufrir el alejamiento de mi familia y todos mis proyectos por la infame intervención de la fábrica o cartel de falsos testigos.

Señor presidente: Le pido le ayude al país y a mí, a derrotar éste fenómeno que tanto afecta la justicia, porque también podría hacer un daño irreversible al proceso de paz, que hoy adelanta el Gobierno Nacional que usted preside.