Cargando contenido

Calles como la 33, 32 y 26, al igual que la carrera séptima, fueron los escenarios de la marcha de los educadores en la capital colombiana.

"Ganamos unos sueldos muy bajos; nosotros somos quienes enseñan a los que serán el futuro del país y nos tratan como si fuéramos personas sin importancia", aseguró uno de los docentes.

Uno de los motivos que expusieron los profesores durante las marchas fue la evaluación docente que, según señalaron, no es un indicador que sirva para definir si un docente es apto o no para desempeñar su labor.

"No nos dan formas de mejorar; no tenemos alternativas de especializarnos por parte del Gobierno y nos exigen que tengamos altos puntajes en las pruebas de evaluación internacional; es algo injusto...", aseguró otro de los profesores.

A pesar del fuerte despliegue policial durante la movilizaron de los docentes, las protestas se desarrollaron con total tranquilidad hasta la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, donde hicieron presencia hasta pasado el mediodía del jueves.

Evaluación a docentes

La ministra de Educación, María Fernanda Campo, indicó previamente que le propuso al sindicato del Magisterio una revisión de la evaluación docente, pero descartó de plano una eliminación total de la prueba, porque dijo que el país necesita elevar la calidad del servicio.

Insistió en señalar que el paro en escuelas y colegios públicos es injustificado. Sin embargo, planteó la apertura al diálogo y a conformar una comisión conjuntamente con Fecode.

"El Ministerio les ha ofrecido que conformemos una comisión con el acompañamiento de expertos, para que nos ayuden a revisar la evaluación para mejorarla, modernizarla y fortalecerla, de tal modo que mejoremos la calidad de la educación", explicó Campo, justo antes de reunirse con los líderes del paro.

Al ser consultada sobre aparentes motivaciones políticas, prefirió no lanzar un juicio, pero sí dijo que es extraño que Fecode dilate el acuerdo a pocos días de las elecciones presidenciales.

Según datos oficiales recogidos por el Ministerio de Educación, el paro de maestros ha afectado hasta este jueves a 35% de lo estudiantes de colegios y escuelas públicas en los que se han suspendido las clases.

Campo reiteró que no entiende la razón por la cual los maestros se oponen a la evaluación y señaló que el paro en el país es injustificado.

Los profesores presentaron "una nueva propuesta que contiene un punto que es absolutamente inaceptable como es la de acabar con la evaluación de los maestros", indicó la funcionaria en diálogo con RCN La Radio.

La ministra Campo sostuvo que de todas maneras espera llegar a un acuerdo con los educadores al afirmar que "el paro es absolutamente injustificado".

Según Fecode, la huelga de maestros responde también al supuesto incumplimiento de acuerdos alcanzados en septiembre pasado con el Gobierno.

Los maestros y el gobierno de Juan Manuel Santos alcanzaron en septiembre de 2013 -después de un día de paro nacional- acuerdos para el pago de millonarias deudas y para que los empleados del magisterio reciban mejor atención sanitaria.