A pesar de que la Corte Suprema de Justicia le pidió formalmente la renuncia al magistrado Gustavo Enrique Malo Fernández, mientras se adelantan las investigaciones en su contra por el escándalo del ‘Cartel de la Toga’, el magistrado aseguró que no renunciara a su cargo. (Lea también: A imputación hija del magistrado de la Corte Gustavo Malo por extorsión)

La Corte Suprema entregó a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes cuatro declaraciones que señalan que al parecer estaría implicado en el cartel de la toga por haber supuestamente frenado la captura del senador Musa Besaile por parapolítica. (Lea también: Empresario habría prestado a Musa Besaile $2 mil millones para pago de extorsión a exfiscal Moreno)

Una de las declaraciones es la del exmagistrado auxiliar José Reyes, quien había proyectado la orden de captura en contra del congresista Besaile, que luego fue modificada por el magistrado Malo.

Otra sería la propia declaración del parlamentario Musa Besaile en donde admitió que pagó $2 mil millones al exfiscal Luis Moreno; y el testimonio del abogado Luis Ignacio Lyons y la de una investigadora del CTI.

Ahora el futuro en la Corte Suprema de Justicia del magistrado Malo, estará en manos de la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, que definirá en el marco de la investigación la sanción que corresponde en ese caso en particular.

La Corte Suprema anunció que abrió investigación preliminar a los senadores Álvaro Ashton, Hernán Andrade y Luis Alfredo Ramos por el supuesto pago de millonarias sumas de dinero para manipular procesos en la Corte Suprema de Justicia.

También se conoció que el próximo 30 de octubre la Fiscalía General imputará cargos por el delito de extorsión agravada ante un juez de control de garantías a Yara Milena Malo Benítez, hija del magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo Fernández, quien tenía a su cargo el proceso por parapolítica contra el senador Musa Besaile.