A un día de regresar a sus labores, el magistrado Gustavo Malo presentó a la sala plena de la Corte Suprema de Justicia una excusa médica que se extiende hasta el 19 de diciembre, cuando inicia la vacancia judicial. Fuentes de la corporación explicaron que el efecto de la incapacidad, es que deja ‘maniatada’ a la corporación para definir si se aplica en su caso el nuevo reglamento interno, con el cual se busca evitar que vuelva a la corporación. (Consulte acá: Magistrados piden sala extraordinaria para definir si aplican sanción a Gustavo Malo) Ante la situación, la Corte convocó a una sala extraordinaria para este viernes, con el fin de definir qué va a pasar con el puesto del magistrado Malo, pues su reemplazo, -el magistrado Fernando Bolaños- solo está en el cargo hasta este jueves 30 de noviembre. La misma fuente le contó a Rcn Radio que la impresión que deja la incapacidad en la corporación es “un traslado de problema”, es decir, la silla vacía que dejaría Malo se debe resolver hasta el próximo 11 de enero, cuando se retoman labores, pues “la sala penal no acepta volver a sesionar con Gustavo Malo”. El magistrado había solicitado dos meses de licencia no remunerada tras ser salpicado por el escándalo que envuelve a la corporación y es conocido como ‘el cartel de la toga’.