La Corte Suprema de Justicia desarrollará hoy la primera sala extraordinaria del año en la que escucharán al magistrado Gustavo Malo, con el fin de definir su permanencia en la corporación tras el escándalo de corrupción por el recibimiento de millonarias sumas de dinero para ‘enredar’ procesos judiciales. Tras el cambio de reglamento interno de la Corte, se tiene previsto que Malo se defienda. En la audiencia se definirá si Malo es sometido a una medida de separación de sus funciones mientras se adelanta la investigación en su contra, o si le otorgan una nueva licencia no remunerada por el término de tres meses o si presenta la renuncia a su cargo. (Lea también: Corte citó sala extraordinaria para definir suerte del magistrado Gustavo Malo) De llegarse a presentar el primer escenario, la Corte procederá a suspender el reparto de procesos al despacho del magistrado y proponer a la sala plena el encargo de funciones a otro, que en este caso sería el magistrado Fernando Bolaños, quien asumió el cargo desde septiembre pasado cuando la Corte aceptó la licencia no remunerada de Malo.  Una vez surtida la diligencia, toda la sala plena conformada por los 22 magistrados tomará decisión sobre relevar de sus funciones al magistrado Malo, quien actualmente enfrenta un proceso en la Comisión de Acusación por cinco delitos: concierto para delinquir, cohecho propio, prevaricato por acción, prevaricato por omisión y utilización de asunto sometido a reserva, por el escándalo de corrupción en la Corte Suprema. (Lea también: Documento de defensa de Gustavo Malo revela testimonios contra Luis Gustavo Moreno) Gustavo Malo fue llamado a responder ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes tras las declaraciones del senador Musa Besaile quien aseguró que pagó $2000 millones de pesos al abogado y exfiscal Luis Gustavo Moreno para frenar una orden de captura en su contra en el proceso por ‘parapolítica’, que estaba en el despacho del magistrado desde el 2014.