Un informe emitido por el Observatorio de Territorios Étnicos y Campesinos de la Universidad Javeriana, alertó sobre la vulnerabilidad que actualmente atraviesan cerca de 271 comunidades negras en todo el país por la falta de titulación colectiva de tierras por parte del Estado, lo cual representa una amenaza para estos grupos y su permanencia en los  territorios ancestrales. En dialogo con RCN Radio, Johanna Herrera, directora del Observatorio indicó que a través del trabajo de campo se logró identificar un rezago en la respuesta del Estado a las solicitudes de las comunidades que buscaban la titulación de las tierras que han ocupado desde hace años. “Con este informe encontramos una evidencia de la inercia institucional por que hay solicitudes de titulación que ya tienen más de 15 años de haberse presentado al estado, hay solicitudes que tienen 10 años y el Gobierno no tiene los expedientes pues antes los tenia el Incoder, hoy la Agencia Nacional de tierras, lo que evidencia todo el desorden institucional y la dificultad de administración de tierras por parte del Estado”, reseñó Herrera. Además, la vocera explicó que ya hay zonas como en la Alta Guajira donde las comunidades tuvieron que ser trasladadas debido a la ampliación de la explotación de carbón, por lo que consideró  es urgente que  el Gobierno otorgue estos títulos para proteger a etas minorías. “Hicimos un ejercicio cartográfico con bases de datos del Estado, y con ello logramos detectar como se han dado algunas afectaciones por el otorgamiento de títulos mineros que se traslapan con los territorios que son producto de titulación y también con proyectos agroindustriales, en este caso sobre todo de palma aceitera. También la afectación por infraestructura con la ampliación de vías y de puertos en zonas que son de uso ancestral y finalmente como el turismo viene representando una afectación para estas comunidades”, indicó Herrera. Según el estudio, los departamentos donde hay más procesos de demandas por la titulación colectiva de tierra por parte de comunidades negras son: Antioquia, Arauca Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cauca, César, Chocó, Córdoba , La Guajira, magdalena, Nariño, Quindío, Santander, Putumayo, Valle del Cauca y Vichada y otros 103 municipios. Para Johanna Herrera es fundamental que el Gobierno salde esas deudas de titulación de tierras con las comunidades porque de lo contrario se dificultará el establecimiento de la paz en los territorios. “No se puede empezar una transición política sin que se reconozca el derecho a la tierra, y se reconozca la presencia histórica de estas comunidades en los diferentes departamentos de la país, y les devuelvan territorios de los que han sido despojados”, puntualizó la directora.