El viceministro de Transporte, Alejandro Maya, aseguró que el gobierno nacional lanzó un plan de choque para hacerle frente al transporte ilegal en el país.

El objetivo es que los alcaldes aumenten los operativos en contra de los vehículos no autorizados para prestar este servicio.

"Las primeras autoridades de tránsito y de policía son los alcaldes, y ellos deben ejercer esa autoridad para la cual fueron elegidos, y eso se traduce en mayor presencia en las vías públicas controlando la ilegaldad, y segundo, generando fuentes alternas de trabajo para las familias que dependen de ese transporte ilegal", afirmó el viceministro.

El ministerio recordó que las personas que usan el transporte ilegal ponen su vida en riesgo, pues estos vehículos no cumplen con las normas ni con los seguros requeridos para este tipo de actividad.

Uno de los transportes ilegales que más preocupa al gobierno es el del mototaxismo, por su alto nivel de accidentalidad. "El año pasado 6.831 colombianos murieron en accidentes de tránsito, el 60% de ellos están relacionados con motocicletas", aseguró Maya.

En lo que va corrido del año, más de 30 mil automotores han sido inmovilizados por prestar servicio de transporte ilegal.