Más de 470 migrantes irregulares de diferentes nacionalidades han sido deportados por las autoridades migratorias colombianas en los últimos diez días, informaron hoy fuentes oficiales. Así lo indicó en un comunicado el director general de Migración Colombia, Christian Krüger, al explicar el último de los casos, el de la ciudadana cubana Maydelyn Hernández, quien fue expulsada junto a su esposo. Los dos cubanos forman parte de un grupo de 120 personas de la isla que permanecen en una bodega del municipio Turbo, tras el cierre de la frontera con Panamá. Krüger agregó que permitir que Hernández y su esposo continúen su trayecto "sería jugar con sus vidas". "Sería servirlos en bandeja de plata para que los coyotes se aprovechen de su situación y los expongan a diferentes peligros que pueden poner en riesgo sus vidas", destacó. En las próximas horas los dos ciudadanos cubanos, junto a otros nueve extranjeros, serán entregados a las autoridades migratorias de Ecuador, país por el que ingresaron a Colombia. Por EFE