Cargando contenido

Víctimas del conflicto armado / Foto: archivo


El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, reportó en el marco del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad de las Víctimas del conflicto armado que en los últimos 6 años el Estado ha indemnizado a más de 650.000 víctimas de la guerra.


Además, el alto funcionario señaló a su vez más de 200.000 hectáreas de terrenos, han sido restituidas a sus legítimos dueños. (Lea también: Colombia conmemora el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del conflicto)


El ministro que participó en un acto especial en el Congreso de la República, en el que también estuvieron representantes de las víctimas del conflicto armado, manifestó que más de 25 mil familias se han beneficiado de este proceso de restitución.


Señaló que como parte de las acciones del Gobierno se encuentra un proceso de ayuda psico -social a estas personas afectadas por la guerra interna que vive el país.


Cristo recordó que esta semana será clave para las víctimas en el tema de la verdad porque "precisamente con los acuerdos de paz y la aprobación del acto legislativo de la Justicia Especial de Paz, comienza a funcionar la Comisión de Esclarecimiento de la verdad así como la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas".


"Hoy el país es totalmente distinto en cuanto al trato con las víctimas al que era hace una década", indicó el jefe de la cartera política.


En ese sentido, el ministro Cristo señaló que el nuevo tribunal de la Justicia Especial de Paz deberá escoger los magistrados que van a conformar este organismo así como los 11 integrantes de la Comisión de la Verdad y además el director de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas.


"Todas estas instituciones hacen parte del sistema de verdad justicia y reparación y no repetición, para beneficiar a las víctimas del conflicto", puntualizó.


Por su parte, el senador del Polo Democrático Iván Cepeda acompañó el homenaje a las víctimas del conflicto armado en Colombia y afirmó que el posconflicto será muy complejo y más difícil que la misma guerra.

"El proceso de posconflicto es complejo, no va a ser fácil; es muy difícil, pero seguramente va a ser mucho mejor, más edificante y mucho más humanista hacer ese trabajo que continuar en la guerra" indicó.