Foto: Colprensa

Por: Mauricio Collazos El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses reveló un informe alarmante sobre la violencia contra los niños en el país en el que advierte que en el último año fueron asesinados 715 menores de edad. Carlos Valdes, director de Medicina Legal, aseguró que dentro de los hechos más preocupantes es que los padres de familia y los hermanos aparecen dentro de los principales autores de estos homicidios de menores en Colombia. “Y en todos estos casos son personas conocidas, pero lo más preocupante es que de las personas conocidas los padres y los hermanos ocupan los primeros y segundos lugares como agresores de los niños y las niñas”, dijo Valdés. Según los expertos de Medicina Legal, la gran mayoría de estos casos se registran durante los fines de semana entre las 6:00 de la tarde y las 12:00 de la noche. “Estos homicidios se presentan principalmente en ambientes conocidos por los menores de edad, generalmente, en entornos relacionados con la familia en momentos en los cuales se comparte vida familiar entre los días viernes y domingo”, señaló Valdés. De acuerdo con el reporte de Medicina Legal, entre las víctimas aparecen cerca de 70 menores con edades entre los cero y los nueve años. “Uno no puede ver este fenómeno de manera aislada, porque hoy la violencia intrafamiliar es el mayor caldo de cultivo donde se gesta la violencia. Y vemos que los mayores afectados por la violencia intrafamiliar son los niños y las niñas seguidos por las mujeres”, afirmó el director de Medicina Legal. El informe técnico de los peritos forenses también hace una radiografía de las regiones con la mayor tasa de homicidios durante el 2017 entre los que aparecen victimas menores de edad y ubican en su orden al Valle del Cauca, Antioquia, Bogotá, Atlántico y Norte de Santander como las zonas del país más afectadas. “La paradoja que tenemos en Colombia, es que los menores se están muriendo en las circunstancias, en los lugares y en las horas en donde en teoría tendrían que estar más protegidos y por quienes en teoría debemos protegerlos”, agregó.