Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Más de 1.000 especies en Colombia están en vía de extinción

Colombia es uno de los países más ricos en biodiversidad del mundo, esta misma característica hace que se convierta en una de las naciones con la mayor cantidad de especies amenazadas.

La información sobre las especies en vía de extinción del país, se encuentra recopilada en los 'libros rojos de especies amenazadas de Colombia', según los cuales, se han identificado 1500 especies en distintas categorías de amenaza.

A la fecha en Colombia, 112 especies se encuentran en estado crítico de extinción, de las cuales el mayor porcentaje corresponde a anfibios.

Seguidos a esta especie se encuentran algunos reptiles, aves, mamíferos, invertebrados terrestres, peces marinos e invertebrados marinos.

De acuerdo con los libros rojos, 266 especies en el país están en peligro y 420 son consideradas como vulnerables.

La situación no es diferente respecto de la flora

Unos 798 mil 269 especies de plantas se encuentran amenazadas en el país, la mayoría corresponden a las bromelias y las pasifloras, que son plantas cuyas hojas crecen alternándose en el tallo.

Le siguen en peligro crítico los frailejones y palmas, las magnolias, algunos árboles y arbustos, los musgos y las especies maderables.

En el país el peligro de especies en extinción incrementa por el tráfico ilegal de animales, que es uno de los delitos más frecuentes y que más preocupa a las autoridades.

Animales representativos de extinción son el armadillo, que es perseguido por su carne, aunque actualmente la agricultura lo ha obligado a migrar a lugares en los que no sabe cómo sobrevivir.

La guacamaya bandera, reconocida por su gusto hacia las personas y la capacidad de repetir o imitar palabras, es apetecida por sus plumas y por eso también hace parte de los animales en vía de extinción.

El Manatí del Caribe que es perseguido por su piel, su carne y su grasa y los osos perezosos podrían desaparecer también si no se toman las medidas necesarias.

La constante amenaza sobre algunas de nuestras especies es una de las mayores preocupaciones de las autoridades, sin embargo, las políticas de protección de la fauna y la flora, a la fecha, han resultado insuficientes.