Autoridades sanitarias revisan a los migrantes que llegan a Alemania /Foto: AFP

Unos 3.000 demandantes de asilo procedentes de Hungría llegaron este domingo a través de Austria hasta la región alemana de Baviera (sur), que espera el arribo de un total de 5.000 durante el día, anunció un portavoz de la policía en Múnich. El sábado, 8.000 migrantes entraron en Alemania, en su gran mayoría en tren o en autobús. Mientras tanto, el Gobierno de Austria anunció que de forma gradual volverá a controlar a los refugiados de Oriente Medio que quieran pasar la frontera con Hungría, lo que significa que tras dos días terminaría la vía libre hacia Alemania. "Paso a paso, debemos volver de una medida de emergencia a una normalidad que sea conforme a la ley y digna para las personas", señaló en un comunicado el canciller federal austríaco, Werner Faymann, tras hablar con su homóloga alemana, Angela Merkel, aunque sin precisar cuándo comenzarán los controles. Por su parte, la Comisión Europea (CE) pedirá este miércoles a España que acepte acoger a cerca de 15.000 refugiados llegados a Hungría, Italia y Grecia, un 12,44 % del total de 120.000 personas que propondrá que se repartan los estados miembros. "Es un porcentaje de cada asignación para Grecia, Hungría e Italia, lo que resulta en algo menos de 15.000" refugiados, indicaron las autoridades de la Comisión. Esta nueva proporción es más de tres veces superior a la que Bruselas pidió a España en mayo, cuando le solicitó recibir a 4.288 refugiados de los 40.000 que iban a repartirse los Veintiocho, es decir, un 10,72 % del total. España finalmente solo ofreció en julio acoger a 1.300 refugiados en dos años, menos de un tercio de lo que le había pedido la Comisión, aunque no descartó ampliar ese compromiso en diciembre. El recrudecimiento de la crisis de refugiados en el Mediterráneo y la inclusión de Hungría entre los países que se beneficiarán de las medidas de alivio son las principales causas de esta petición de aumento del esfuerzo. Por: EFE y AFP