Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El departamento está en alerta por el incremento de homicidios a defensores en el país
Foto archivo

La Defensoría del Pueblo reveló que entre el 2016 y el 2020, se registraron 4.281 conductas vulneratorias de Derechos Humanos contra líderes y lideresas sociales en Colombia.

De acuerdo con un informe de esa entidad, 3.194 hechos correspondieron a amenazas e intimidaciones de todo tipo: 753 homicidios, 193 atentados, 31 desplazamientos forzados, 26 retenciones arbitrarias, 13 desapariciones forzadas, 13 secuestros, 8 casos de estigmatización y 10 casos de destrucción de bienes.

Le puede interesar: Excombatiente de las Farc fue asesinado en el Guaviare 

La Defensoría del Pueblo identificó que se registraron varios hechos de violencia con los que se vulneraron sus derechos a la vida, libertad, integridad personal y seguridad.

La Defensoría del Pueblo también señaló que el 2018 fue el año más violento entre el periodo de tiempo analizando, teniendo en cuenta que ocurrieron 1.306 vulneraciones de Derechos Humanos así: 1.033 amenazas, 178 homicidios, 61 atentados, 8 retenciones arbitrarias, 7 desplazamientos forzados y 5 desapariciones, además de otros hechos violentos.

Esa entidad concluyó que el departamento del Cauca es la región del país en la que se registraron más hechos de violencia entre los años 2016 – 2020.

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, allí se presentaron 414 vulneraciones de Derechos humanos así: 43 conductas ocurridas en 2016, 53 en 2017, 164 en 2018, 71 en 2019 y 84 en 2020.

Bogotá se ubica en el segundo lugar en el ranking de vulneraciones de Derechos Humanos en el país con 299 hechos violentos, mientras que Norte de Santander ocupó el tercer lugar con 267 casos.

Más información: Caso Odebrecht se reactiva: Roberto Prieto a responder por lavado de activos

En el informe también se advirtió que los líderes sociales son los más afectados por ese tipo de violencia tras registrar 707 casos, las autoridades indígenas con 624 ataques, 616 contra líderes comunitarios, 564 en contra de voceros de las víctimas.

Finalmente, la Defensoría precisó que ocurrieron 367 vulneraciones en contra de los derechos de activistas de derechos humanos, 336 en contra de líderes campesinos y agrarios, 250 en contra de líderes afrodescendientes, 218 en contra de servidores públicos, 176 en contra de líderes sindicales y 126 en contra de mujeres lideresas y defensoras de Derechos Humanos, entre otros sectores sociales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.