Un estudio realizado por Planeación Nacional, con motivo del Día Internacional de la mujer, concluyó que en la actualidad los hombres están más inmersos que el sexo femenino en la informalidad laboral. Según la investigación, "entre 2010 y 2016 la informalidad laboral de las mujeres bajó de 54,8% a 50%, mientras que la de los hombres se redujo de 48,8% a 45,3%, lo que deja ver que las mujeres están consiguiendo más trabajo formal". El informe evidencia también que las mujeres con edades entre los 35 y 44 años son las que, con mayor intensidad, participan en el mercado de trabajo, es decir, trabajan o buscan empleo. "A partir de allí, el hecho de trabajar o buscar trabajo disminuye, siguiendo el principio del ciclo económico de vida", señaló el organismo. La investigación señala además que "por estado civil, 85 de cada 100 mujeres solteras trabajan o buscan trabajo, mientras que solo 73 de las que tienen pareja se mueven en este escenario y buscan ingresos para ellas y su núcleo familiar". Entre tanto, el informe revela que el 51,3% de las mujeres casadas que tienen primaria trabajan o buscan trabajo, mientras que, entre las solteras con la misma educación solo lo hace el 42,1%. "Similar comportamiento se observa en la educación terciaria (universitaria), donde el 78 por ciento de las casadas trabaja o intenta conseguir un empleo mientras que, entre las solteras, esa cifra es del 76,5%", indicó Planeación Nacional. “Alcanzar niveles de educación superior está significativamente asociado con mayores tasas de participación en el mercado laboral, mostrando un fuerte efecto en las mujeres casadas, lo que lleva a generar mayores ingresos para la familia”, señaló el reporte. Por último el informe revela que las mujeres que han tenido hijos en los últimos cinco años se ven presionadas a participar en el escenario laboral, según la investigación realizada en las 13 áreas metropolitanas, especialmente en las regiones del Eje Cafetero-Antioquia y la costa Atlántica.