Cargando contenido

Vallejo dijo que la comunicación del papa es motivo de satisfacción y que las 190 páginas del también llamado "Laudato Si" hacen parte de las realidades científicas y evidentes a los ojos de los ciudadanos.

"Me parece que es un llamado a la comunidad, a los gobiernos, a las empresas, me parece que hay que tomarla como una forma propositiva que además es presentada en un momento estratégico ya que estamos a seis meses de la COP 21 en París donde se va a definir el lineamiento nuevo del mundo, de los países, frente a las emisiones de gases efecto invernadero, los impactos del cambio climático...", dijo Vallejo.

El ministro de ambiente se mostró feliz y satisfecho de que el papa mencionara dentro de la encíclica a la Amazonía como el pulmón del mundo y dijo además que la línea ambiental del país es bastante similar a lo que el papa reclama como acciones para cuidar el planeta.

La Tierra cada vez más es un inmenso deposito de porquería, afirma el papa

El papa Francisco advirtió hoy de que "la Tierra cada vez más es un inmenso depósito de porquería", al resumir su opinión sobre el estado del planeta, contenida en la encíclica que publicó hoy.

Francisco inicia este documento, uno de los más importantes que puede escribir un pontífice, con una lamentación por el "uso irresponsable" y "el abuso de los bienes" de la Tierra y constata que sus habitantes han pensado que eran "sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla".

El papa menciona las emisiones de gases en las ciudades, las sustancias tóxicas contaminantes, así como los residuos, una gran cantidad de ellos no biodegradables, que hacen que cada vez más la tierra sea "un inmenso depósito de porquería".

"La destrucción del ambiente humano es algo muy serio", señaló en el texto.

Aseguró que "las predicciones catastróficas ya no pueden ser miradas con desprecio e ironía", y añade: "A las próximas generaciones podríamos dejarles demasiados escombros, desiertos y suciedad".

"El ritmo de consumo, de desperdicio y de alteración del medio ambiente ha superado las posibilidades del planeta, de tal manera que el estilo de vida actual, por ser insostenible, sólo puede terminar en catástrofes". advirtió.

Por ello, el papa justifica la redacción de esta encíclica titulada "Laudato si (Alabado seas)" en el "intento especialmente de entrar en diálogo con todos", "a cada persona que habita este planeta" para proteger lo que llama "la casa común".

"El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar", agregó.

Entre estas actitudes "que obstruyen los caminos de solución" también destacan "el problema de la indiferencia, la resignación o la confianza ciega en las soluciones técnicas".

Y añadió que si se quiere cuidar y mejorar el mundo se debe empezar por cambios profundos en "los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo y las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad".

Como posibles soluciones, Francisco señaló la de "limitar al máximo el uso de los recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar".

El Padre Carlos Novoa, habló sobre encíclica ecológica

El padre Carlos Novoa, jesuita y profesor de la Universidad Javeriana habló para RCN La Radio sobre la encíclica ecológica del papa Francisco y aseguró que "si nosotros no controlamos el calentamiento global acabaremos con la humanidad".