Cargando contenido



Gracias a las necropsias adelantadas por el Instituto de Medicina Legal en dos de los cuerpos del siniestro aéreo ocurrido en Bogotá, se logró descartar una explosión previa de la aeronave diferente a la ocurrida al momento del impacto contra el suelo.

El director de Medicina Legal, Carlos Valdés, reveló que los cuerpos presentan incineración y politraumatismos como consecuencia del trauma contundente sufrido por el "estrellamiento de la avioneta en la casa".

"Se descarta que sobre los cuerpos de los ocupantes hubiese cualquier otro patrón de lesión. Se han hecho los estudios antropológicos necesarios y se descarta que, por ejemplo, sobre los ocupantes de la avioneta existiese un patrón de explosión o cualquier otro patrón diferente al choque y al traumatismo por choque que presentan estos cuerpos", explicó Carlos Valdés, director del Instituto.

Medicina Legal recibió cinco cuerpos provenientes del accidente aéreo, hasta el momento ha logrado la plena identificación de dos de ellos, uno de los cuales tenía quemaduras en el 80% de la superficie y que corresponde a la señora Josana Corzo de García de 75 años, quien se encontraba en la casa al momento del siniestro.

También fue identificado un primer cuerpo de los cuatro ocupantes de la avioneta, correspondiente a Jenny Eugenia Barriga de 48 años.