Foto cortesía a RCN Radio

En un procedimiento médico en el que se usaron protocolos de antiexplosivos, médicos del Hospital Militar extrajeron una granada del rostro de un soldado adscrito a la octava división del Ejército en Arauca. “Eso es un momento decisivo, lógicamente de estrés y de incertidumbre, pero hay que seguir adelante para poder sacar la vida del paciente, inclusive rezándole y pidiéndole a Dios para que no vaya a ocurrir una tragedia mayor”, dijo William Sánchez, jefe de cirugía del Hospital Militar. [imagewp:224228] Foto cortesía Hospital Militar Señaló el médico Sánchez que tuvieron que sacar el quirófano hacia el parqueadero del centro asistencial y una vez se realizó el despeje respectivo de la zona, procedieron a la operación que tenía como objetivo preservar tanto la vida del soldado afectado con la granada como la propia vida del personal médico, pues el artefacto podría haberse activado. [imagewp:224230] Foto tomada de video cortesía Hospital Militar “Ya tenemos un protocolo establecido. Lo hicimos en un área lógicamente fuera del hospital porque si llega a ocurrir una activación de este elemento pues se debe tener en cuenta el menor impacto”, agregó Sánchez. [imagewp:224232] Foto tomada de video cortesía Hospital Militar La forma como se incrustó el artefacto en el rostro del soldado es motivo de investigación, sin embargo, lo que pudo conocer RCN Radio es que, al parecer, la mala manipulación de un arma de dotación ocasionó que esta terminara de forma accidental en la humanidad del uniformado, que por el momento se recupera y permanece bajo estricta observación médica. [imagewp:224233] Foto tomada de video cortesía Hospital Militar