Al menos dos de los tres médicos implicados con graves irregularidades y hechos de corrupción en la homologación de títulos de cirugía plástica, están adelantando acercamientos con la Fiscalía para buscar una eventual negociación con la justicia. Fuentes judiciales señalaron que esta intención de colaborar con las autoridades se produjo tras la decisión de la Fiscalía de imputarles cargos como presuntos autores de los delitos de falsedad en documento público, fraude procesal y cohecho. Según los investigadores como muestra de su disposición de colaborar con las autoridades estos médicos entregaron información sobre la persona a la que le pagaron millonarios recursos para tramitar la convalidación de los títulos académicos. Dentro de los nombres de los médicos que están en la mira de la Fiscalía por estos graves hechos aparecen Carlos Eduardo Calderón Carrascal, y Christian Felipe Borrero Guerrero quienes presuntamente presentaron al Ministerio de Educación documentación falsa para que fuera homologada una especialización que realizaron en la Universidad Mayor de San Marcos del Perú. Otro de los médicos habría cometido supuestas irregularidades en igual sentido para justificar el título de doctor en cirugía plástica tras estudios en la Universidad de la Plata, Argentina. Por estos mismos hechos, la Fiscalía también le formulará cargos a una funcionaria del Ministerio de Educación nacional señalada de cometer actos de corrupción para homologar los títulos sobre cirugía plástica.