La Corte Constitucional le hizo un fuerte llamado de atención a todas las entidades del Estado encargadas de vigilar que las EPS cumplan con la prestación del servicio a la salud en el país.

El alto tribunal señaló que "deben actuar con diligencia ante las quejas que les formulen los ciudadanos", como es el caso de la EPS Medimás, que recibió fuertes críticas por parte de la Corte al señalarla como una de las prestadoras del servicio que "ha actuado con total desprecio por la salud".

La Sala llamó la atención al Ministerio de Salud y a la Superintendencia de Salud, "para que cumplan de manera oportuna y eficaz con sus competencias constitucionales, legales y reglamentarias (...) puesto que la prestación del servicio público de la salud de manera continua e integral, es la principal garantía de los derechos fundamentales de los pacientes".

Para la Corte, todas las entidades del Estado, incluyendo la Procuraduría, la Contraloría, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Salud y la Superintendencia Nacional de Salud, "deben intervenir en donde no se presta el servicio o la atención de los usuarios es irregular".

En la sentencia, la Corte emite siete órdenes para evitar la vulneración de los derechos fundamentales a la salud. Le pide a la Procuraduría investigar la conducta de los funcionarios de la EPS Medimás y de la Superintendencia de Salud "que incumplieron las órdenes provisionales de protección".

Igualmente le pide a la Superintendencia de Salud vigilar y controlar la EPS Medimas "con ocasión de las omisiones y la negligencia en la prestación del servicio público de la salud al niño representado".

Este pronunciamiento se hizo al fallar una tutela a favor de un menor de edad a quien le negaron aprobar y pagar anticipadamente una cirugía coclear de su oído derecho y de los insumos y elementos necesarios al adecuado funcionamiento de su oído izquierdo.