Cargando contenido

El Ejecutivo reveló que en lo que va corrido de este año se han sustituido diez mil hectáreas.

Cultivos de coca en el Catatumbo
El próximo mes inicia la erradicación de cultivos ilícitos en Córdoba.
Foto de Archivo

La Presidencia de la República reveló que la meta de sustitución de cultivos ilícitos para 2019 es de 25 mil hectáreas, procedimiento que se intensificará en regiones en donde se ha detectado la mayor cantidad de hojas de coca.

El consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, dio a conocer que en lo que va corrido de este año, las familias vinculadas con el programa han sustituido diez mil hectáreas.

Vea también: Preocupación por recursos para sustituir cultivos ilícitos en Putumayo

“De acuerdo con información que tenemos, más de diez mil hectáreas de cultivos ilícitos de coca se han sustituido en el país, en lo que va corrido de este año pero tenemos el objetivo claro llegar, en 2019, a más de 25 mil hectáreas de cultivos”, sostuvo Archila.

Esta semana se conoció que el 38 % del territorio colombiano donde hubo coca, se ha liberado de esos cultivos, reconoció la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, al entregarle a Caldas el certificado como el primer departamento libre de coca.

El delegado de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, Pierr Lapaque le entregó a Caldas la declaratoria como el primer departamento de Colombia, libre en su totalidad de cultivos de coca.

El diplomático dijo que agradecía y apreciaba el esfuerzo que ha hecho esta región cafetera contra las drogas y expresó su gratitud y admiración por el trabajo del Gobierno y la comunidad caldense. 

Le puede interesar: Iglesia en Tumaco pide continuar con erradicación manual y no con glifosato

“La historia reciente del país muestra la producción de drogas como uno de los principales desafíos para los gobiernos y la sociedad colombiana, así como para la comunidad internacional", expresó Lapaque.

El vocero apuntó que "cada vez que se revisan las cifras, se encuentra que a pesar de los grandes esfuerzos para controlar la producción de drogas, algunos territorios siguen afectados por los cultivos de coca. La hoja de coca, que se transforma en clorhidrato de cocaína y éste a su vez en dinero ilegal, promueve la guerra, la inseguridad, la inequidad y la obstrucción al desarrollo”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido