Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

“Mi abuelo fue un luchador y batalló hasta el final”: Nietos de Aníbal Martínez Zuleta

Mañana en el cementerio central de Valledupar será sepultado el exalcalde de Valledupar y excontralor General de la República, Aníbal Martínez Zuleta

La mayor de sus nietas, Ana Clara Marulanda, resaltó la fortaleza de su abuelo. “Fue un guerrero de la vida, un luchador, fue un abuelo tierno, detallista, amoroso, con un sentido del humor delicioso”, dijo.

Otro de los nietos, Daniel Palacios Martínez, se refirió a los problemas de salud que aquejaban al “Negro grande del Cañahuate”. “Él tenía una afección muy seria y como fue un luchador batalló más de lo que todo el mundo pensó. Inclusive los médicos decían que le quedaba una hora y pasaba un día, luego decían que le quedaban tres horas y pasaban tres días, yo creo que esto resume lo que fue mi abuelo…una persona que superó obstáculos y que llegó a ser lo que fue gracias a ese tesón y empuje que siempre tuvo”, indicó.

Al preguntarle si esa pasión de Aníbal Martínez Zuleta por la política, por liderar y ayudar a construir una mejor sociedad, Daniel Palacios Martínez, respondió: “creo que todos lo hemos heredado de diferentes formas, desde nuestros cargos profesionales tenemos una visión clara hacia la sociedad para devolverle a la gente. Somos abogados, médicos, arquitectos, en mi caso politólogo y todos tenemos una vocación hacia el servicio de la gente que fue lo que él nos enseñó. Recuerdo que desde pequeño veía la casa llena de personas que él escuchaba y ayudaba”.

El exalcalde de Valledupar tuvo seis hijos entre ellos tres mujeres y tres hombres. Los hombres fallecieron en diferentes periodos en accidentes de tránsito. Tuvo nueve nietos y tres bisnietos.

Cielo Gnecco, primera gestora social del departamento y quien lidera todo el proceso de velación y sepelio, indicó que el departamento extrañará a este dirigente. “Nos hará mucha falta. Este personaje le aportó mucho al departamento, todos lamentamos su partida”, precisó.

Por su parte, Don Alfonso Araújo Cótes, manifestó “la muerte de Aníbal Martínez Zuleta me partió el alma. Fueron más de 50 años de amistad”.

El cuerpo permanece en cámara ardiente en la biblioteca departamental Rafael Carrillo Lúquez.