Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Soldado Jhony Andrés Castillo
Soldado Jhony Andrés Castillo
Foto de Ejército

Ante las declaraciones del soldado Jhony Ospina, quien luego de su liberación afirmó que se había encariñado con sus captores, el ELN, se han tejido varios comentarios y según psicólogos de la región, se trataría de un caso del Síndrome de Estocolmo.

Argenys Ospina, madre del joven soldado, sostuvo a RCN Radio que "mi hijo, desde niño, enfrenta problemas psicológicos, él no es violento, al contrario, es muy cariñoso y suele apegarse de manera rápida de las personas y sufrir problemas de depresión".

Le puede interesar: Capturan a presuntos autores intelectuales del asesinato del líder social en Ocaña

Según Ospina, en momentos que se lo llevaban a prestar el servicio militar, le explicó a los uniformados del Batallón los problemas de su hijo y el tratamiento que recibía pero, pese a la entrega de los exámenes, no le creyeron y fue llevado a las filas del Ejército.

"Aunque mi hijo sí quería prestar servicio a la Patria, estaba contento, me dijo que en el mes de octubre del año pasado lo llamó la psicóloga por su raro comportamiento. Me dijo: debe ser porque hablo mucho y me río de todo, pero voy a dar lo mejor de mi para seguir prestando el servicio militar", relató Ospina.

Agregó que está recopilando información del tratamiento que recibe su hijo. Ante lo sucedido, Opina dijo que "los comandantes del Ejército no creen y aun insisten que es mentira y he sentido la burla a través de las redes sociales".

Tan pronto su hijo recuperó la libertad, la madre del soldado le preguntó por la respuesta que había dado a los medios de comunicación y dijo: "mamá, usted me enseñó a decir la verdad, y así fue recibí buen trato, buena alimentación y buen dormir".

Lea además: Soldado dice que se "estaba encariñando" con sus secuestradores

A través de un comunicado, el Ejército sostuvo que los militares estarán bajo observación médica y psicológica; una vez finalizado el tratamiento, se reintegrarán al Batallón Energético Vial N°10, unidad a la que están adscritos.

"Nuestros uniformados se encuentran realizando los chequeos y exámenes médicos de rigor necesarios, con el propósito de verificar su estado de salud, para que puedan proceder y continuar con el normal desarrollo de sus actividades", señaló el Ejército.

Fuente

Sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.