La plenaria del Senado no ha podido aprobar la conciliación de la Ley de Infraestructura por un artículo que pretende exonerar a los contratistas de pagar las multas a los bancos, cuando surjan inconvenientes o problemas de corrupción en las megaobras que se hagan en el país.

La mayoría de congresistas han considerado que se trata de una propuesta inequitativa, o un 'mico' que le dejaría la responsabilidad a todo el Estado colombiano de la cancelación de estas obligaciones y beneficiaría a empresas como la multinacional brasileña Odebrecht.

El senador Luis Fernando Velasco dijo que “lo que no puede asumir el Estado, que son todos los ciudadanos, es que las multas y penalidades que le pone el banco al contratista, si no las paga el contratista, las pague toda la sociedad. La corrupción del contratista no puede ser pagada por toda la sociedad”.

Por su parte, el senador conservador Hernán Andrade, coordinador ponente del proyecto, explicó que se logró un acuerdo con el Gobierno.

“El Gobierno se compromete a reglamentar que esas multas tengan unos techos y unos límites y pareciera que con esa reglamentación y compromisos del Gobierno, logramos evacuar el proyecto”, añadió.

El ‘mico’ que sí se excluyó de la Ley de Infraestructura es aquel que desfinanciaba a las universidades públicas.

Este polémico artículo buscaba prohibir que esas instituciones educativas pudieran celebrar convenios interadministrativos, que les generan recursos anuales que podrían ascender a alrededor de 30 mil millones de pesos.