Cargando contenido

Foto: Colprensa


El Gobierno Nacional lamentó el asesinato de dos integrantes del partido de las Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) en el municipio de Peque (Antioquia) Sin embargo, reveló que dichos desmovilizados no habían solicitado medidas de protección.


El ministro del Interior, Guillermo Rivera, dijo que en las reuniones con los integrantes de ese grupo jamás se pidió seguridad individual para estas personas.


“Las propias Farc participan en igualdad de número frente al Gobierno Nacional para evaluar los niveles de riesgo de sus excombatientes y para asignar esquemas de protección”, indicó.


Y dijo: “Las dos personas asesinadas en Peque, Antioquia, no tenían esquema porque no fueron incluidos en la lista de para quienes fue solicitada la protección en esta comisión mixta, con lo cual el Gobierno no quiere excusar lo que ocurrió”.


Rivera anunció además que se revisarán los esquemas de seguridad de las Farc y se evaluará la posibilidad de reforzarlos.


“Estamos evaluando ajuste de medidas para garantizarle la protección a los excombatientes y que ellos puedan continuar adelantando su trabajo proselitista, dado que uno de los compromisos que asumió el Gobierno es que se les ofrecerían todas las garantías para que hagan la transición de organización armada a organización política”, manifestó.


Frente al tema de Jairo Quintero, uno de los candidatos a la Cámara de las Farc que denunció el retiro de su esquema, el ministro del Interior aseguró que después de hacer una revisión con la Unidad de Protección, se constató que sí tiene suficientes medidas de seguridad.