Cargando contenido

Foto: Colprensa



El Ministerio de Agricultura le pidió a los productores agropecuarios tomar medidas preventivas, frente a la posible llegada del fenómeno de La Niña, en el primer trimestre de 2018.

Así mismo, les pidió seguir las recomendaciones para mitigar los impactos de heladas y sequías, que generalmente se presentan al inicio del año.

Según dijo el Ministro, Juan Guillermo Zuluaga, es necesario consultar el Boletín Agroclimático mensual (http://www.agronet.gov.co/agroclima/) donde los agricultores podrán encontrar información clave que han preparado expertos, por regiones y producto, para tomar mejores decisiones de siembra en pro de una agricultura sostenible y adaptada al clima.

Explicó que allí los productores pueden conocer en detalle por regiones (Caribe, Pacífica, Andina, Orinoquía y Amazonía) la disponibilidad hídrica, efectos y recomendaciones para cada cultivo.

Zuluaga dijo que "a través de esta herramienta y de otras como el seguro agropecuario puede prevenir pérdidas, cuidar su patrimonio y aprovechar de forma estratégica la dinámica actual del clima", por lo que invitó a actuar con prevención desde ya.

Alertas


De acuerdo con la publicación, en este trimestre de diciembre, enero y febrero, se incrementa la probabilidad de presencia de heladas, especialmente, en zonas del altiplano de Cundinamarca, Boyacá, Antioquia y Nariño, para ello, el riego manual en horas de la noche y conservar la humedad de sus suelos manteniendo sus coberturas verdes, son la clave preventiva.

Además, según los expertos de la Mesa Agroclimática, la probabilidad de que se consolide el fenómeno de “La Niña” se mantiene en el 98% y se prolongaría durante el primer trimestre de 2018. Sin embargo, de acuerdo con el Ideam será de características débiles, muy diferentes a La Niña que entre 2010 y 2011 generó una enorme emergencia por precipitaciones en varias regiones de Colombia.

De esta forma, el Gobierno Nacional reitera el llamado a los agricultores para que se preparen ante posibles consecuencias típicas, como deslizamientos, avalanchas e inundaciones que traen las lluvias por encima del promedio, especialmente en la región Pacífica, Andina y Caribe.

La Niña tiene tres tipos de características: débiles, moderadas y fuertes. "La Niña de 2010 fue fuerte; La Niña de 2018 será débil y su impacto dependerá de la vulnerabilidad de cada región", de acuerdo con la entidad meteorológica.

Comportamiento


Según el Gobierno, climatológicamente, diciembre es un mes de transición entre la segunda temporada de lluvias y la primera temporada “seca” o de menos lluvias en la región Caribe, gran parte de la Andina e incluso de la Orinoquia.

La región Pacífica se caracteriza por ser de clima húmedo a lo largo del año, mientras la Amazonía Colombiana empieza a migrar hacia su temporada de máximas precipitaciones, especialmente en el trapecio Amazónico. Para los meses de enero y febrero, las precipitaciones se reducen ostensiblemente en gran parte de la región Caribe y los llanos Orientales.?

En la región Andina disminuyen los volúmenes de precipitación respecto a diciembre, pero es normal que se sigan presentando algunas en el centro de la región, especialmente en el eje cafetero.

La Amazonía por su parte, atraviesa por el período de máximas lluvias, principalmente en el trapecio amazónico; en el piedemonte de Putumayo y en la región Pacífica, son frecuentes las precipitaciones en la mayor parte de la zona, con valores máximos al oeste del departamento del Cauca.