Cargando contenido



El presidente Juan Manuel Santos ordenó suspender la licencia de exploración petrolera que había concedido la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) en la zona de La Macarena (Meta), tras la polémica que se desató por los posibles efectos ambientales en zonas de reservas naturales.

El anuncio lo hizo el Jefe del Estado a través de su cuenta en Twitter, en la que señaló que se debe garantizar la protección ambiental en la zona.



Minutos antes, el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, le había exigido a la ANLA que evaluara la licencia de exploración petrolera que se otorgó en la zona de La Macarena, en el Meta.

También en Twitter, Vallejo exhortó a la ANLA a suspender o revocar la licencia de exploración que se concedió a la compañía Hupecol.



Previamente, en la cuenta de Twitter el Ministerio de Ambiente envió varios mensajes durante este jueves, participando en la tendencia "#NoHayLicenciaEnCañoCristales", promoviendo proyectos turísticos por encima de la exploraciones petroleras.

"En los @ParquesColombia NO se pueden dar licencias mineras ni de hidrocarburos", se leía en uno de los mensajes del Ministerio de Ambiente.

Horas más tarde, otro trino rezaba: "En @ParquesColombia solo impulsamos proyectos de conservación y turismo ambiental".

Comunicado del Ministerio de Ambiente

Bogotá 15 de abril de 2016 

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, solicitó de manera formal a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, revisar con los fines de suspensión, revocación o decaimiento, la expedición de la licencia ambiental para exploración de hidrocarburos en los municipios de La Macarena y San Vicente del Caguán, otorgada a la empresa Hupecol, teniendo en cuenta la entrada en vigencia de la resolución por virtud de la cual la Corporación Autónoma Regional de La Macarena, Cormacarena, adoptó el PIMA o Plan Integrado de Manejo para la Zona Lozada Cañoperdido dentro del DMI Ariari Guayabero, zona en donde se desarrollaría el proyecto.

Este plan, trabajado durante los últimos 4 años por la Corporación, es un nuevo elemento que aporta Cormacarena y que determina la necesidad de que las actividades dentro de la zona sean consideradas de manera integral teniendo en cuenta, no solamente los elementos técnicos sino también los económicos y sociales; esta integralidad hace recomendable que, aún no existiendo riesgos técnicos de afectación del ecosistema se restrinja la viabilidad de este tipo de actividades para asegurar la protección integral de la región.

Con esta determinación el Gobierno reitera su propósito indeclinable de mantener la política de protección del ambiente como un eje del desarrollo propendiendo por la gestión armónica y sostenible entre la protección del ambiente, el desarrollo empresarial y las realidades económicas y sociales de las regiones.